Actualizado 21/12/2016 20:36 CET

La CUP posibilita tramitar la ley de acompañamiento entre críticas de la oposición

Oriol Junqueras
EUROPA PRESS

   BARCELONA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Junqueras defiende la progresividad y seguridad jurídica de los nuevos impuestos del Govern

BARCELONA, 21 (EUROPA PRESS)

El Parlament ha aprobado este miércoles tramitar la ley de medidas fiscales que acompaña los Presupuestos de la Generalitat 2017 gracias a que 62 diputados de JxSí y dos de la CUP han votado contra las enmiendas a la totalidad del resto de la oposición.

Los 'cupaires' ya habían avisado de que solo dos de sus diputados se iban a sumar a JxSí --lo han hecho Eulàlia Reguant y Benet Salellas--, por lo que las cuentas se han tramitado por un estrecho margen: 64 votos contra las enmiendas a la totalidad --JxSí y dos de la CUP--, 61 a favor --C's, PSC, PP, SíQueEsPot-- y 8 abstenciones de la CUP.

La ley, entre otras cuestiones, prevé crear dos impuestos: uno sobre las bebidas azucaradas envasadas y otro sobre el riesgo medioambiental de la producción, manipulación, transporte, custodia y emisión de elementos radiotóxicos.

Junqueras ha defendido que las medidas fiscales que incluye la norma destacan por su afán de dar más progresividad y seguridad jurídica y de corregir externalidades, y ha recordado que servirán para recaudar 110 millones de euros extra en 2017 y 182 desde 2018.

Esta ley también modifica el impuesto a las grandes superficies; el tributo sobre estancias en establecimientos turísticos; el de Transmisiones Patrimoniales; actualiza las cuotas de las máquinas recreativas, e introduce deducciones al impuesto sobre viviendas vacías y el IRPF.

Junqueras ha defendido que estas medidas fiscales son la garantía para aumentar la recaudación de la Generalitat sin perjudicar el desarrollo económico, y ha insistido en reclamar para Catalunya las herramientas de un Estado para desarrollar su política económica.

FALTAN REFORMAS

El diputado de la CUP Benet Salellas ha criticado que la norma no incluye una reforma fiscal redistributiva ni una modificación de impuestos catalanes: "Insistimos en que continúan protegiendo la riqueza del 4% de la población que cobra más de 60.000 euros".

La CUP también ha considerado que la ley incluye medidas positivas como derogar la ley de estabilidad presupuestaria catalana que aprobaron CiU y PP en el Parlament, y el "blindaje" que cree que hace de la educación pública.

Como en el caso de la Ley de Presupuestos, la CUP no ha garantizado su apoyo definitivo a la Ley de acompañamiento, algo que decidirá en las próximas semanas tras negociar con el Govern y someter la decisión final a un debate de sus órganos internos el 28 de enero.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Los grupos que han presentado enmiendas a la ley han criticado el proyecto presentado por Junqueras porque unos la ven pensada para mantener el acuerdo de la CUP, otros para llevar a cabo el referéndum y otros porque consideran que no aborda el fin social que creen que debería tener.

El diputado de C's Antonio Espinosa ha asegurado que supone una subida general de la presión impositiva con el único afán de aumentar la recaudación del Govern, y ha lamentado que se pueda destinar parte del fondo de contingencia a "repetir un 9N".

Rafael Bruguera (PSC) ha acusado al Govern de "pasarse tres pueblos" con la ley de medidas de acompañamiento de los Presupuestos 2017 porque, a su juicio, va mucho más allá de lo que es habitual y está pensada para contentar a la CUP y no para solucionar las necesidades sociales de los catalanes.

Marta Ribas (SíQueEsPot) ha emplazado a la CUP a meditar si tienen que dar o no su respaldo a esta norma, ya que considera que los anticapitalistas no comparten muchos de sus puntos: "Podemos apretarles, porque la moneda de cambio que os pedían eran los Presupuestos. Os podéis plantear si apoyáis esta ley".

El diputado del PP Santi Rodríguez ha defendido la necesidad de que hayan impuestos pero ha lamentado que el Govern sea "más partidario de impuestos a raudales", lo que sitúa a Catalunya como la comunidad que tiene los tipos altos de España en aquellos en que tiene capacidad normativa.

La diputada de JxSí Maria Senserrich ha defendido que su grupo está dispuesto a hablar "absolutamente de todo" en el trámite parlamentario para que grupos de la oposición que ahora se oponen a la ley, finalmente contemplen apoyarla.