Dimite el director de la cárcel Brians 1 (Barcelona) tras recibir amenazas por parte de trabajadores

Cárcel de Can Brians
CEDIDA
Actualizado 19/12/2018 10:41:06 CET

BARCELONA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Capella dice que una parte de los trabajadores rechazan las nuevas cámaras de seguridad

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El director de la prisión Brians 1 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), Josep Font, ha dimitido tras haber recibido amenazas de muerte por parte de algunos trabajadores, ha explicado la consellera de Justicia, Ester Capella.

En una entrevista en TV3 recogida por Europa Press, Capella ha dicho que Font le ha llamado a primera hora de este miércoles para presentar su dimisión, y no ha podido convencerle de lo contrario porque "las personas tienen sus límites".

Ha achacado el malestar de los trabajadores a la decisión de Font de instalar cámaras en Brians 1 para controlar espacios con poca visibilidad, y se ha preguntado "a quien no le puede interesar que un centro penitenciario tenga garantías".

La consellera ha dicho que Brians 1 es una prisión antigua "que requiere remodelaciones, cámaras, un sistema de registros diferente" y Font lo ha implantado en los 15 meses que lleva en el cargo.

"Por su construcción tiene pasillos muy largos, puntos muertos en los que no se ve perfectamente lo que pasa y las cámaras facilitan que se pueda ver todo, es una garantía para los trabajadores y las personas privadas de libertad", ha justificado.

Sin embargo, ha señalado que entre los trabajadores hay "un determinado sector de personas que ven con malos ojos los cambios", y se ha preguntado quién puede no querer que la prisión cuente con un mejor control y cambios sustanciales en la forma de relacionarse de funcionarios e internos.

"NO BAJARÁ LA GUARDIA"

Capella ha advertido de que, aunque Font deje el cargo, la Conselleria "no bajará la guardia" ni renunciará a las políticas de seguridad que ha implantado.

En ese sentido, ha definido a Font como un magnífico profesional implicado en mejorar las prisiones catalanas: "Gran parte de la transformación de los servicios penitenciarios se la debemos a personas como él".

Además, Justicia ha pedido a la Conselleria de Trabajo una mediación, que debe contactar con las partes implicadas para convocarles a una reunión posterior, y Capella ha dicho que se realizan "pruebas grafológicas para determinar los autores" de las pintadas contra Font.

Capella ha detallado que actualmente en Brians 1 hay 94 trabajadores de seguridad de baja, lo que supone casi el 22% de la plantilla, una cifra que ha considerado "muy elevada".

LOS MOSSOS INVESTIGAN LAS AMENAZAS

Los Mossos d'Esquadra y la Inspección de Servicios Penitenciarios investigan las amenazas de muerte y coacciones recibidas por el hasta ahora director del centro penitenciario Brians 1.

Según ha informado la Conselleria de Justicia, considera "inadmisibles estas prácticas e invita a los autores a hacer una reflexión profunda", y asegura que cambiará la dirección pero se mantendrán las políticas en este centro, en el que han aparecido pintadas con el mensaje 'Font DEP', una cruz con el mensaje 'Fuera ya' y un muñeco con un mensaje similar.

Josep Font es psicólogo y funcionario de los Servicios Penitenciarios, anteriormente estuvo de director en la cárcel Modelo de Barcelona hasta su cierre, y todavía no se ha decidido a qué puesto se incorporará.

Justicia asegura que defenderá la reputación de todos los trabajadores de Servicios Penitenciarios y no permitirá "que ninguna mala praxis la pueda malmeter".

Las citadas fuentes han resaltado que, de repente, se han triplicado las bajas de personal de régimen interior en Brians 1.

La Conselleria de Trabajo iniciará una mediación a petición de Justicia, "como un gesto para reconducir la situación", tras estos hechos.

Según Justicia, durante el mandato de Font, que llevaba 15 meses de director, se ha reducido un 30% los internamientos al Departamento de Régimen Cerrado y se han instalado cámaras de seguridad.

La ratio de cámaras por preso en este centro se sitúa en 0,2 por preso, mientras que en el de Puig de les Basses, en Figueres, (Girona) es de 1,2, señalan las citadas fuentes.

PROTESTA SINDICAL

Los sindicatos como el Csif, mayoritario en prisiones, ha exigido en varias ocasiones la dimisión de Font y convocado numerosas protestas con la demanda de que dejara el cargo, asegurando que faltaba al respeto a los trabajadores y les sometía a "persecución".

El pasado mes de mayo, todos los sindicatos representativos de prisiones, Csif, CC.OO., UGT y Catac se concentraron ante la prisión para pedir su cese por las "continuas irregularidades" de Font, asegurando que se había producido vulneración del derecho de libertad sindical.

En enero, los sindicatos le enviaron una carta conjunta en la que arremetían contra su "forma totalitaria" de ejercer el cargo y le recordaban su deber moral y responsabilidad profesional de cumplir y hacer cumplir las leyes, reglamentos y mandamientos judiciales.