La Diputación de Lleida impulsa un pacto nacional para defender el catalán y el aranés

Actualizado 17/12/2010 17:58:07 CET

LLEIDA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Lleida ha aprobado este viernes una moción para impulsar un pacto nacional de la lengua en defensa del catalán y del aranés con el apoyo de los partidos del gobierno --ERC, PSC y Unitat d'Aran-- y de CiU, y el rechazo del PP.

La moción, que será trasladada al Parlament, a la Presidencia de la Generalitat y a los líderes de los partidos políticos, muestra el rechazo de la corporación provincial al recurso contencioso presentado por Convivència Cívica Catalana contra el reglamento del catalán y del aranés en la institución.

A juicio de los partidos que han apoyado el documento, este recurso --que motivó la suspensión de 19 artículos del reglamento-- pretende "crear una falsa polémica alrededor de la lengua".

El texto de la moción señala que la Diputación se ratifica en la defensa de la cohesión social y del uso mayoritario del catalán y del aranés como lenguas comunes de la administración.

"No hay ninguna voluntad de discriminar ninguna lengua y menos al castellano que es una lengua común y tiene carácter oficial" ha dicho Gilabert, antes de matizar que la corporación es consciente de que el aranés es la última lengua en Arán.

Ha dicho que este es el argumento para plantear un pacto nacional a todos los grupos políticos del Parlament, para que sean capaces de llegar a un acuerdo que dé tranquilidad al catalán. "Más que nunca la lengua catalana, y también el aranés, está en una etapa de no entrar en uso partidista político", ha añadido.

El pleno de la institución ha aprobado también con los votos del equipo de gobierno los presupuestos de 2011 por un importe de 95.916.708,04 euros, un 20% menos que los correspondientes a 1010. El descenso es consecuencia del decreto estatal que limita la concertación de operaciones de préstamo a las administraciones locales.

La bajada del presupuesto afectará a la practica totalidad de las partidas de la Diputación de Lleida con excepción de la partida de Sanidad que se incrementa en 1,3 millones de euros, pasando de 13,36 a 14,61 millones de euros. También se incrementa la partida destinada a la conservación de carreteras con más de 700.000 euros de aumento.

"Es un presupuesto austero, real con una bajada prácticamente del 21% respecto a 2010 con unas partidas comprometidas a las que la Diputación tiene que hacer frente". Desde CiU, que como el PP ha votado en contra de las cuentas de la insitución, Salvador Bordes ha argumentado su rechazo argumentando que castigan al mundo local y ha criticado la falta de diálogo de gobierno con su grupo.