29 de febrero de 2020
 
Actualizado 09/01/2009 14:00:26 CET

Educación premiará económicamente a los alumnos de Secundaria con notas superiores a 8 para que hagan Bachillerato o FP

Invertirá 58 millones para dotar de más autonomía los centros de Catalunya

BARCELONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación de la Generalitat premiará económicamente a los alumnos con calificaciones superiores a 8 en la Secundaria para que prosigan sus estudios postobligatorios, sobre todo, en el ámbito de la Formación Profesional (FP), aunque también podrán beneficiarse los que quieran cursar Bachillerato.

En rueda de prensa, el conseller de Educación, Ernest Maragall, explicó que el Govern destinará un millón de euros a estas "becas de excelencia", que, previsiblemente, beneficiarán a unos mil alumnos. La convocatoria se abrirá a partir del próximo curso y la dotación se perfilará en función de los alumnos que lo soliciten.

Maragall explicó que los perceptores de estas becas serán los que obtengan una nota media de Secundaria superior a 8, y se repartirán en función del nivel de renta. El conseller concretó que la FP tendrá prioridad. "A Catalunya le interesa mucho que los chicos que sacan más de un 8 en Secundaria vayan a FP", dijo.

"No es verdad que la FP sea para malos estudiantes, es una cuestión de aptitudes, y hay que conseguir reforzar que chicos con buenas calificaciones tengan su continuidad en la FP", insistió.

Estas becas se enmarcarán en la política de la Conselleria para 2009, que prevé dotar de mayor autonomía a los centros educativos de Catalunya mediante una inyección global de 58 millones de euros.

GASTOS CORRIENTES Y REFORMAS

El conseller anunció que invertirá 4 millones de euros parta subsanar los gastos corrientes de las escuelas, lo que supondrá de media un incremento de 2.000 euros por cada centro. Asimismo, Educación dará 18 millones para reformas de ampliación y de mejora para atender las necesidades de escolarización.

Entre otras partidas, la Conselleria pagará 6 millones para que las escuelas presten una especial atención a la "complejidad" --responder a "situaciones específicas--, para que los puedan gastar en aquellos recursos educativos o contratación de personal que consideren adecuados a sus necesidades, sobre todo en el ámbito de los servicios sociales.

Los equipamientos informáticos de los centros catalanes recibirán un total de 5 millones, y así cada escuela podrá modernizar su infraestructura tecnológica en función de su proyecto educativo.

Sin embargo, también las concertadas verán parte de este dinero --todavía por especificar--, porque la Conselleria prevé dotar económicamente aquellos centros concertados que escolaricen equitativamente a sus alumnos, "sea por la vía de los contratos-programa u otra". Maragall explicó que se determinará una cantidad "cuando terminen los contactos con estos sectores".

MÁS HORAS PARA LOS PROFESORES

En el plan de Educación también entran las medidas laborales, ya que los profesores que lo deseen podrán aumentar en cuatro horas --en Primaria-- o tres --en Secundaria-- su jornada lectiva, siempre que el centro pueda asumirlas.

Será a partir de septiembre cuando los funcionarios con plaza definitiva podrán ampliar su jornada con estas horas, que serán retribuidas.

Por otro lado, la Conselleria mejorará la dotación de maestros en los centros a través de una reducción "significativa" de las comisiones de servicio de maestros que actualmente prestan su servicio fuera de los centros educativos.

"Tiene sentido priorizar a los centros para dotarlos de mayor capacidad docente, será un retorno a las aulas como un mejor destino", expresó Maragall.