Actualizado 08/02/2007 19:31 CET

Estatut.- Carod dice que faltan mecanismos legales para garantizar el despliegue a largo plazo

BARCELONA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, afirmó hoy que faltan "mecanismos legales" para asegurar a Catalunya la "tranquilidad" y no estar vigilando "años y años" que alguien pueda "desaprobar algo ya aprobado", en alusión al Estatut.

Carod-Rovira, refiriéndose al recurso del PP sobre el Estatut y a la recusación de un magistrado del TC, consideró que existe "un marco legal extremadamente frágil" y que deja los intereses catalanes "en una cierta indefensión".

"Desde la Generalitat no cederemos ni un milímetro en defensa de los intereses que el pueblo de Catalunya votó en referéndum", afirmó Carod-Rovira durante un almuerzo con 50 representantes de la Asociación Catalana de Ejecutivos, Directivos y Empresarios (Acede).

El vicepresidente dijo que no es propio de países "serios" que un estatuto aprobado en las Cortes y por referéndum no tenga suficiente legitimidad como para desplegarse "totalmente".

Según él, "no es serio" que este asunto no esté "blindado", y se preguntó "qué más hace falta" al Estatut para darle realmente luz verde.

El también líder de ERC dijo que opinar así es "realista", y no "alarmista ni extremista", y puso en duda que a Catalunya le convenga que el despliegue estatutario dependa "del voto de una persona de un tribunal situado a 600 kilómetros" y de su ideología, en alusión al magistrado del TC recién recusado.

Carod-Rovira consideró aún más preocupante la politización "absoluta" del TC, ya que el magistrado recusado Pablo Pérez Tremps ahora "paga el hecho de ser un profesional competente", que es la razón por la que consideró que se le encargó un informe desde la Generalitat.

EMPRESAS CATALANAS Y CONCURSOS PÚBLICOS.

En su discurso, eminentemente económico, Carod explicó que en Catalunya hay "demasiados complejos" pensando lo que se dirá si son "los de casa" quienes ganan concursos públicos. "Deben ganar los que sean los mejores, y debemos procurar que los de casa sean los mejores", añadió.

Carod constató que los gobiernos de "muchos lugares del sur de Europa saben que un concurso público de compra de material o prestación de servicios "difícilmente lo ganará nunca una empresa que no sea del lugar".