Publicado 20/09/2015 11:46CET

Las farmacias catalanas dan la espalda al cigarrillo electrónico

Cigarrillo electrónico
JOSEPH.MORRIS/FLICKR

Sólo tres boticas han comprado 33 dispositivos y se sospecha que para consumo propio

BARCELONA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las farmacias catalanas han dado la espalda al cigarrillo electrónico desde su auge hasta ahora, en que el Gobierno central ultima un Real Decreto --cuya fase de presentación de alegaciones culminó el martes-- para autorizar la venta de estos dispositivos en las boticas, donde hasta ahora existía un vacío legal.

Así lo ha explicado a Europa Press la vocal del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) y representante de los boticarios en el Consejo Asesor de Tabaquismo de la Generalitat, Mercè Barau.

Después de que el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, alentara el pasado lunes a las farmacias a no vender cigarrillos electrónicos y hacer insumisión a la futura normativa estatal, Barau ha asegurado que "de forma generalizada las farmacias catalanas no han comprado cigarrillos electrónicos" para su venta hasta ahora.

De hecho, ha aportado datos de la Federación Farmacéutica que apuntan a que solo tres establecimientos de farmacia habrían comprado 33 cigarrillos electrónicos: "Ni tan solo podemos decir que éstos han salido a la venta", ha dicho Barau, que ha sospechado que las adquisiciones se han hecho para consumo propio.

Desde Cofares, cooperativa de distribución de farmacia que trabaja en el ámbito mediterráneo, vicetesorero y consejero del Consejo Rector en Catalunya y Aragón, Gaspar Linares, ha explicado que ningún tipo de cigarrillo electrónico está incluido en el 'vademecum' de productos de la compañía, aunque ésta recibido ofertas de algunas empresas.

"De momento la decisión ha sido no incorporarlo porque no es el producto más indicado para iniciar un proceso de deshabituación tabáquica", ha añadido Linares en declaraciones a Europa Press.

Galénica distribuyó algunos cigarrillos que estaban hechos con extractos de plantas y boquillas de mentol, ha indicado Barau, que ha dicho que el número de tiendas de venta de cigarrillos electrónicas ha pasado de 500 a 50.

ESTANCOS, FARMACIAS Y PARAFARMACIAS

El futuro Real Decreto pretende regular la fabricación, almacenaje y venda de productos derivados del tabaco en estancos, farmacias y parafarmacias.

"No creemos ni idóneo ni respetable vender cigarrillos electrónicos en farmacias", ha insistido Ruiz, que ha criticado que se puedan vender en farmacias productos que incitan a conductas no saludables, cuando estos establecimientos solo trabajan por la deshabituación tabáquica.

Ha resaltado que las farmacias deben vender productos con eficacia probada y seguros, y lamenta que los cigarrillos electrónicos no ayudan a la deshabituación del tabaco, sino que proponen "fumar de otra forma".

Para leer más