El fiscal del caso Nadia dice que los padres hicieron de la desgracia "una lotería" que siempre toca

Fernando Blanco y Marga Garau, padres de Nadia, en el juicio
EUROPA PRESS
Publicado 05/10/2018 13:08:17CET

El Grupo Inversor para el Desarrollo asegura que engañaron a 6.580 personas que donaron 1,1 millones euros

LLEIDA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El fiscal del caso Nadia, la niña con tricotiodistrofia que vivía en Figols (LleidA) en 2016 cuando sus padres fueron detenidos por estafa, ha asegurado en el juicio que el padre y la madre convirtieron la desgracia en su modo de vida, ya que hicieron de ella "una lotería" que siempre les tocaba.

"Cualquier padre y madre que tengan un hijo con una patología, como mínimo para ellos sería una adversidad. En este caso esa adversidad o desgracia la han convertido en un modo de vida. En una lotería que les toca constantemente, que les toca cada año. Desde 2009 han ido cobrando", ha dicho el fiscal en el cuarto día del juicio.

En su informe final, en el que mantiene los seis años de cárcel para Fernando Blanco y Marga Garau, el fiscal ha dicho que la Associació Nadia Nerea contra la tricotiodistrofia ha argumentado que no tuvo actividad.

"No hay ninguna actividad, ni pago de impuestos. Es como el que se compra una pistola para cometer un atraco, como el que se compra un disfraz para cometer un atraco", ha agregado el fiscal, para quien el daño causado a las asociaciones de enfermedades raras que piden dinero es irreparable.

VE RESPONSABLES A AMBOS

Ha señalado que nadie dudaba de que la pequeña sufriera la enfermedad pero sí del grado del que hablaban los padres, y ha considerado que ambos son responsables de la estafa.

Aun así, ha destacado que él era más persuasivo y ella mas pasiva y ha explicado que la Fiscalía ha llegado a plantearse aumentar la petición de la pena, aunque luego ha mantenido la inicial abriendo la posibilidad a que el tribunal considere de manera subsidiaria la apropiación indebida.

"Nosotros pensamos que nos hemos quedado cortos. Después nos hemos planteado una ampliación de pena, pero el daño ya está hecho. Seis años para cada uno puede ser adecuado, no sé si pedir ocho o siete, no se trata de venganza sino de hacer justicia", ha afirmado el fiscal, que además de seis años de cárcel para cada uno de los padres, pide una multa de 9.720 euros.

Por su parte, el abogado de Grupo Inversor para el Desarrollo, que reclama los mismos años de cárcel y una multa de 7.200 euros y la devolución de los 13.000 euros que aportó la entidad, asegura que los padres merecen un reproche porque la niña estaba presente cuando decían que si no se operaba, moriría.

Según ha dicho "se ha generado suficiente engaño a 6.580 para que donen 1,1 millones euros".

Sobre el juicio ha señalado que los abogados de la defensa han intentado culpar a Blanco al asegurar que han intentado hacer creer que Garau "era incapaz".

"Se pretendía hacer creer que era una ignorante. La actuación ha sido vulgar en el intento de defensa de Garau, y ella ha firmado cuando le entregaban 6.000 euros, era consciente", ha dicho.