Publicado 23/06/2020 16:27:49 +02:00CET

Fruita amb Justícia Social y SOS Racismo critican "las racistas redadas policiales" en Lleida

Identificación policial en Lleida.
Identificación policial en Lleida. - FRUITA AMB JUSTÍCIA SOCIAL /SOS RACISMO

LLEIDA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

SOS Racismo Catalunya y la plataforma Fruita Amb Justícia Social han exigido este martes que "cesen las constantes y racistas redadas policiales" entre los temporeros y temporeras que se han desplazado a la provincia de Lleida a trabajar en la recogida de la fruta.

"Exigimos a los gobiernos competentes que asuman responsabilidades y que cesen las constantes y racistas redadas policiales para que las personas que vienen a trabajar en la campaña de la fruta en Ponent sean tratadas con la dignidad a la que tienen derecho", han pedido las dos entidades en un comunicado.

Fruita amb Justícia Social y SOS Racismo Catalunya critican "la respuesta ineficaz y con sesgo racista que varios alcaldes del Baix Segre, la Generalitat de Catalunya, y la Subdelegación del Gobierno del Estado en Lleida han dado ante la situación de desamparo que sufren las personas que vienen a trabajar en la campaña de la fruta, incrementando los controles policiales".

Las dos entidades agregan que el "racismo institucional y la Ley de Extranjería vierten al nomadismo a muchas personas en situación administrativa irregular, pero también a personas con su situación regularizada".

MÁS CONTROLES

Fruita amb Justícia Social y SOS Racismo aseguran que el pasado 12 de mayo los alcaldes de Alcarràs, Aitona, Torres de Segre, Massalcoreig, la Granja d'Escarp, Soses y Seròs pedían en una reunión con el subdelegado del gobierno del Estado, José Crespín, incrementar los controles de extranjería "para evitar que 'sin papeles' se desplacen o se queden en su municipio por el efecto llamada para trabajar en la campaña de la fruta al detectar un aumento de ocupación ilegal de casas, publicaba la prensa local".

Sostienen ambas entidades que, ante la petición, "el subdelegado puso a disposición tanto Policía Nacional como Guardia Civil si los Mossos pedían su colaboración".

SOS Racismo Catalunya y la plataforma Fruita Amb Justícia Social agregan que, a raíz de las quejas, los Mossos incrementaron la vigilancia y los controles policiales en los lugares donde los trabajadores suelen refugiarse o reunirse.

"Ante estos hechos, denunciamos que las administraciones, en vez de ser garantes de los derechos de toda la ciudadanía y de dar una solución digna a cientos de personas en situación de extrema vulnerabilidad, utilicen los cuerpos de seguridad pública para acosarla con dispositivos de control, expulsión y criminalización" aseguran las dos entidades.

Contador

Para leer más