La Fundación Mapfre propone un diálogo entre la obra de Picasso y Picabia

 'Retrato De Dora Maar' De Picasso Y 'Habia' De Francis Picabia
EUROPA PRESS
Publicado 10/10/2018 12:33:35CET

Reúne más de 150 obras entre pinturas, dibujos, grabados y documentos

BARCELONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Mapfre de Barcelona acoge desde este jueves al 13 de enero la exposición 'Picasso-Picabia. La pintura en cuestión', una muestra que propone por primera vez un diálogo entre ambos artistas a través de más de 150 obras.

En la presentación de la exposición, la comisaria y conservadora en el Musée National d'Art Moderne, Aurélie Verdier, ha resaltado la propuesta inédita de hacer dialogar las obras de dos artistas que "parece que no tengan nada que decirse".

La exposición está formada por pinturas, dibujos, grabados y documentos de archivo, procedentes de colecciones públicas y privadas, y el diálogo que se establece entre las creaciones de Pablo Picasso y Francis Picabia muestra sus lazos en una relación entre ambos que fue "intermitente" pero más cercana de lo que se cree.

Verdier ha afirmado que, además de intermitente, la relación entre ellos no fue fácil porque había recelo entre ellos: "Cuando Picabia escribe que el único artista que le interesa es Picasso, hay que creerlo a medias", ha dicho.

La comisaria ha subrayado que Picasso y Picabia siguieron caminos paralelos, que en ocasiones eran similares y en otros totalmente distintos, y ha señalado que el artista malagueño tuvo una notoriedad planetaria desde principios del siglo XX, mientras que en el caso de Picabia tardó más en reconocerse como "artista de artistas".

La exposición no recoge los inicios en París de ambos artistas, ya que frecuentaron ambientes diferentes --Picasso el bohemio y Picabia el burgués--, y comienza con el cubismo, recorriendo diversos periodos de la obra de los artistas, hasta el comienzo de la abstracción por parte de Picabia y el gusto por el retrato de Picasso.

La muestra, dividida en nueve ámbitos temáticos, recorre épocas como la aparición del cubismo con Picasso como protagonista y la derivación órfica por la que Picabia se decanta; el dadaísmo con Picabia como exponente; la coincidencia en 1917 en Barcelona en un momento en que el artista francés lanza la revista '391', y el retorno al clasicismo de Picasso en la década de los 20.

La exposición pone a dialogar piezas como 'Retrato de Dora Maar' de Picasso con 'Habia' de Picabia, o 'Les Amoreux' del artista malagueño con la pieza del mismo nombre de Picabia.

EXPOSICIÓN HETEROGÉNEA

Verdier ha remarcado que el hilo conductor de la exposición es la "heterogeneidad" de estilos, ya que parece que sea obra de una decena de artistas, y se ha mostrado convencida de que Picabia suscribiría la frase de Picasso 'El peor enemigo de un pintor es el estilo'.

La comisaria ha asegurado que la visita de la exposición a Barcelona era obligada --se ha visto anteriormente en el Musée Granet de Aix-en-Provence (Francia)--, ya que no es una ciudad "neutra" para ninguno de los dos artistas.

El director del área de Cultura de la Fundación Mapfre, Pablo Jiménez Burillo, ha asegurado que la exposición de Barcelona permite ver "a un Picasso más gamberro y a un Picabia un poco más formal" de lo habitual.