Publicado 05/10/2018 14:20CET

El Govern abre cuatro nuevas residencias penitenciarias para presos en tercer grado

La consellera de Justicia Ester Capella y el director de Prisiones Amand Calderó
CONSELLERIA JUSTICIA

   GIRONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Conselleria de Justicia de la Generalitat ha abierto cuatro nuevas residencias penitenciarias en Barcelona, Tarragona y Girona aumentando en 100 las plazas de esta red de pisos destinada a los presos de tercer grado para que en la última fase de la condena puedan mantener un contacto progresivo con la sociedad y rehacer relaciones, ha informado el departamento.

   Este viernes, la consellera de Justicia, Ester Capella, ha visitado la residencia del Alt Empordà (Girona), en el marco de una visita institucional a Figueres (Girona) en la que ha visitado el Ayuntamiento y ha firmado el libro de honor.

   El coste de estas nuevas unidades, que se suman a las diez ya existentes repartidas por toda Catalunya, es de 515.672 euros al año, lo que supone un incremento del 33% del presupuesto dedicado a la red de residencias penitenciarias, que en 2018 será de más de dos millones.

   En estos pisos, que no tienen ninguna distinción interna ni funcionarios penitenciarios, los internos tienen dos niveles de vinculación: unos lo usan para pernoctar durante el tercer grado, mientras que otros solo acuden para el seguimiento de los profesionales del sistema penitenciario.

   Ahora, la red de pisos de los servicios penitenciarios ya tiene capacidad de 200 plazas de pernoctación y un centenar más para seguimientos.

   La Conselleria asegura que la recuperación escalonada de la libertad por parte de los internos contribuye al éxito de la reinserción social y, según el último estudio sobre reincidencia en Catalunya, solo reinciden dos de cada diez presos que acaban la pena en contacto con el exterior.

Para leer más