El Govern empareja los primeros 40 mentores con menores migrados no acompañados

El secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía, Oriol Amorós
EUROPA PRESS
Publicado 24/12/2018 10:26:40CET

La selección de voluntarios es más exigente y la experiencia romperá estereotipos

BARCELONA, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat ha emparejado las primeros 40 niños y adolescentes migrados sin referentes familiares con mentores voluntarios que se apuntaron al programa de mentoría de refugiados, y a los que han recurrido ante el reto de la inclusión social de los menores extranjeros --conocidos como Mena--.

En una entrevista de Europa Press, el secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós, ha detallado que se trata de una prueba piloto con 30 jóvenes de Barcelona y 10 de Girona: "Veremos cómo funciona durante dos meses y en febrero multiplicaremos el proyecto, si todo va bien, por mucho más".

Con el objetivo de "ser prudentes y empezar poco a poco", el programa se pone en marcha con un máximo de tres menores por centro para garantizar que haya un buen seguimiento, que se pueda renovar y que los chicos y chicas que participen tengan realmente ganas, ya que es un programa voluntario, no obligatorio.

Al programa, iniciado el año pasado, se han inscrito 2.753 voluntarios, entre los que se ha formado a 1.041 para esta tarea de acompañamiento y, de éstos, 326 han llegado a ser mentores activos para 209 refugiados.

En su experiencia con demandantes de asilo, este programa ha demostrado que, con mentoría, "el acceso al aprendizaje de las lenguas y al trabajo es más rápido", así como el hecho de solucionar cualquier problema cotidiano ante administraciones, servicios públicos, búsqueda de empleo y vivienda con el que se encuentran estas personas.

Amorós ha asegurado que es un programa de éxito que tienen que seguir manteniendo, aunque su implementación ha estado rodeada de "obstáculos jurídicos debido al 155, obstáculos muy pesados", y ha augurado que el programa crecerá, pero que hasta ahora no se ha podido porque las entidades tienen cierta sobrecarga de gestiones administrativas.

VIVENCIA "SIN FILTROS"

Aplicado en menores no acompañados, el programa tiene un objetivo diferente: es otro tipo de beneficiario que, además, es menor, por lo que el proceso de selección de mentores debe ser "mucho más exigente desde el punto de vista del análisis psicológico", y si bien en refugiados se trabaja con grupos, en menores son un voluntario y un beneficiario.

Amorós ha asegurado que será muy positivo tanto por la mejora en la autonomía personal que aporta el proyecto, como porque permite "que haya catalanes que, a partir de una experiencia directa, se formen una opinión personal de lo que es el refugio o de lo que es ser un joven que migra solo".

Verán estas realidades "directamente, sin filtros de estereotipos, sin filtros de distorsiones que pueda haber en las redes sociales, en los medios de comunicación y en las opiniones políticas" una vivencia directa que casi siempre produce empatía importante y rompe los estereotipos.

En menores no acompañados, el Govern ha emprendido también un recurso de familias de acogida, tanto extensas --familiares lejanos-- como ajenas --familias altruistas--, que se han iniciado con 12 ya que se trata de un recurso que aspira a ser permanente y que consiste en acoger a los niños en la familia, mientras que los mentores solo comparten unas horas a la semana.

Entre los programas de mentoría en Catalunya, el más numeroso es el que pone a estudiantes universitarios a acompañar a alumnos de secundaria de barrios con vulnerabilidad social "ayuda a ampliar el horizonte de estudiantes sin referentes universitarios en su entorno", subiendo así la expectativa de trayectoria académica, sin la que es imposible lograr éxito académico.

Contador