El Govern llevará el decreto de alquiler al pleno pese al dictamen del Consell de Garanties

Actualizado 18/06/2019 16:18:48 CET

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado este martes que el Ejecutivo llevará la semana que viene al pleno del Parlament el decreto para limitar el precio del alquiler pese al dictamen del Consell de Garanties Estatutàries que considera que invade competencias del Estado.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, ha dicho que el Govern y, específicamente la Conselleria de Justicia, están analizando el documento del Consell y se abren a hacer alguna "pequeña modificación", pero ha advertido de que en ningún caso se plantean renunciar a llevarlo al pleno.

Budó ha insistido en argumentar que el artículo 129 del Estatut d'Autonomia de Catalunya da a la Generalitat competencias exclusivas en derecho civil, y es por esto que el Govern se ve legitimado para regular el precio del alquiler sin considerar que está invadiendo competencias del Estado.

La portavoz del Govern ha añadido que también se siente legitimado para hacer este decreto porque es "en respuesta a una moción del Parlament", en alusión a que fue la Cámara catalana quién le reclamó que tomara la iniciativa para limitar los precios de los alquileres.

CONSTITUCIÓN Y ESTATUT

El Consell, órgano consultivo de la Generalitat, ha considerado que algunos artículos del Decreto Ley 9/2019 de medidas urgentes en materia de contención de rentas en los contratos de arrendamientos de vivienda no tienen amparo en el Estatut y vulneran artículos de la Constitución.

Los dictámenes del Consell tienen peso político sobre las leyes o decretos que tiene el Govern pero no son vinculantes, por lo que el Ejecutivo catalán podría buscar igualmente su aprobación en el pleno y esperar que luego, con toda probabilidad, llegue una impugnación por parte del Gobierno central.

Aunque el Govern tenga decidido llevar al pleno el decreto, no tiene garantizado por ahora su aprobación y JxCat y ERC en el Parlament necesitarán conseguir que algún grupo de la oposición vote a favor o, al menos, se abstenga.