Actualizado 06/07/2015 08:29 CET

El Govern refuerza la Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari con nuevas funciones

Homs en rueda de prensa tras el Consell Executiu
EUROPA PRESS

BARCELONA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Govern ha aprobado este martes un proyecto de ley de la Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari (AQU) para reforzar esta institución con nuevas funciones e internacionalizar el sistema universitario catalán.

Según ha informado el portavoz del Govern, Francesc Homs, tras la reunión del Consell Executiu, esta proposición dota de instrumentos legales y organizativos a la AQU para favorecer su posición de referencia a nivel europeo.

Son nuevas funciones de la agencia la evaluación, certificación, auditoría y acreditación de la calidad en las universidades y centros de educación superior, así como la evaluación de la actividad desarrollada por el personal investigador de las universidades.

También podrá analizar las tendencias en la educación superior y su desarrollo nacional e internacional, asesorar a las universidades para promover la excelencia de los servicios que prestan y elaborar informes sobre los déficits de calidad detectados en las universidades.

La ley también define el contrato-programa como el instrumento de relación entre la agencia y el departamento competente en materia de universidades, y se incorpora al consejo de dirección de la AQU una representación de los estudiantes.

Otra de las novedades es la creación de la Comissión de Apelaciones que se encargará de revisar las actas de las comisones de evaluación, certificación y acreditación, de modo que se cumplen los estándares europeos de calidad.

INNOVACIÓN DOCENTE

El texto aboga por la independencia de la agencia como instrumento estratégico, además de favorecer la innovación en la docencia, la investigación y la gestión universitaria.

Según esta norma, la agencia tiene que convertirse en la institución de referencia en el mantenimiento de la calidad y la excelencia del sistema universitario, a la vez que debe escuchar con precisión las necesidades del sector.