Publicado 25/02/2015 17:32CET

El grupo Corcho del País entra en concurso de acreedores

CASSÀ DE LA SELVA (GIRONA), 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo gerundense Corcho del País, dedicado a la fabricación de tapones y con sede en Cassà de la Selva (Girona), ha recibido la declaración de concursos de acreedores del Juzgado Mercantil Número 1 de Girona por la deuda de 15 millones de euros que acumula.

El gestor del grupo, Francesc Giménez, ha señalado a Europa Press que Corcho del País arrastra pérdidas desde 2007, cuando hicieron fuertes inversiones para adquirir dos nuevas empresas, así como debido a la aparición de nuevos tipos de tapones --de plástico o sintéticos-- y a la apuesta desde las bodegas por tapones más baratos y de menor calidad.

Todo esto, ha provocado un descenso del 35% en la facturación del grupo durante los últimos siete años.

Giménez ha asegurado que el concurso se ha presentado "con voluntad de continuidad" y han diseñado un plan de viabilidad a un año y medio que prevé aumentar la facturación y reducir en siete u ocho trabajadores la plantilla actual --de ochenta empleados--.

Confía en "levantar el concurso en menos de un año" y ha asegurado que es viable ya que mantienen la mayoría de sus clientes, unos 400, la mayoría en España, Francia, Italia y Argentina.

Corcho del País ha cerrado el ejercicio del 2014 con una facturación de 8 millones de euros y calculan aumentarla este año hasta los 12 millones.

El grupo, formado por siete empresas, ya aplicó a finales de 2011 mediadas de ahorro que no fueron suficientes y obligaron a cerrar una empresa que el grupo tenía en La Rioja y reducir de 130 a 80 los trabajadores en plantilla.

Corcho del País, nacido en 1987 entre fabricantes de Cassà de la Selva y Santa Coloma de Farners, produce unos 100 millones de tapones cada año, aunque había llegado a producir anualmente más de 200 millones.