La hortofrutícola Nufri elige tecnología de la finlandesa Metso para su planta de biomasa

Planta De Biomasa De Metso En Keuruu (Finlandia)
EUROPA PRESS
Actualizado: domingo, 4 marzo 2012 9:27

LLEIDA/KEURUU (FINLANDIA), 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La central frutícola Nufri de Mollerussa ha elegido tecnología finlandesa para su planta de biomasa de Palau d'Anglesola (Lleida) en la que invertirá 30 millones de euros.

El grupo Metso aportará la caldera, el corazón de la instalación, con la tecnología de burbujeo de lecho fluidizado circulante, con el que la compañía quiere evitar emisiones de partículas al aire.

"La idea es introducir desde abajo aire en un lecho de arena y poner encima del lecho la biomasa consiguiendo una combustión muy completa porque el aire y la biomasa se mezcla muy bien y es muy eficiente", ha explicado la gerente de aplicaciones para clientes del grupo finlandés, Elina Lohinva, en Tampere.

Metso ha instalado esta tecnología en unas doscientas plantas de biomasa con el mismo sistema; la promovida por el ayuntamiento de Keuruu --a 300 kilómetros de Helsinki-- es una de las últimas y similar a la que instalará Nufri.

Está participada en un 64% por en Ayuntamiento y el 36% restante pertenece a la compañía eléctrica Sahko oy y produce 15 megawatios de calor para la ciudad y 5 de electricidad para la red nacional con astillas forestales, serrín, corteza de árbol y turba molida, según el director financiero del consistorio finlandés, Tero Makela.

El director de la planta, Tapio Ollila, ha explicado, en declaraciones a medios de Lleida que han visitado la planta, que los humos de la combustión salen sin partículas dañinas para la salud ya que pasan por un sistema de filtros.

Metso, con 29.000 empleados en 50 países, instalará la misma tecnología en la planta de Nufri a través de MW Power, una 'joint venture' de Metso y Wärtsilà, según Juha Uvanto, director de ventas del grupo Juha Uvanto, que cifra en un 30% el porcentaje que la biomasa tiene en el consumo energético de Finlandia, el país más boscoso de Europa.

Nufri, ha asegurado su director industrial de Nufri, Xavier Argilés, contempla la instalación de la caldera por parte de Metso y la contratación de la obra a constructoras locales.

31 EMPLEOS DIRECTOS Y 150 INDIRECTOS

Según sus datos, la instalación evitará la emisión de 57,120 toneladas de CO2 cada año y supondrá la creación de 31 empleos directos y 150 indirectos.

La biomasa saldrá de las montañas del Solsonés y de Prades, de subproductos agrícolas y de cultivos energéticos de agricultores de la zona, fundamentalmente chopo.

El proyecto tiene la aprobación inicial de la comisión de Urbanismo, que ha recibido alegaciones promovidas por el alcalde de El Poal, Rafel Panadès y la plataforma Salvem el Territori de esta población, fundamentalmente por razones urbanísticas, de posible agotamiento del acuífero y de salud; ahora la empresa tiene plazo para contestar las alegaciones para presentar a la comisión.

Los terrenos en los que se ubicará la planta en Palau d'Anglesola está a sólo un kilómetro de El Poal, y su alcalde admite que no está en contra de las plantas de biomasa, pero sí de la ubicación de ésta por estar en una zona baja con nieblas, muy alejada de zonas forestales, por lo que entiende que no es rentable.

Por su parte, el presidente de la plataforma, Ramon Panadés, sostiene que las micropartículas que salgan por la chimenea pueden provocar problemas de salud.

Nufri, sin embargo, afirma que la caldera Metso es la mejor solución técnica para evitar emisiones de partículas.

Al temor del agotamiento de los acuíferos responde Argilés argumentando que la comunidad de regantes de Palau d'Anglesola está bombeando 550 metros hora en la época de riego y la de El Poal, 170 y que Nufri prevé 60, "un porcentaje pequeño de lo que se está bombeando".

Agrega que de estos 60, una tercera volverá al río y admite que si hubiera una demanda no habría problema por su parte para que se utilizara en sistemas de calor para edificios públicos.

La empresa cuenta con un informe de la Universidad de Zaragoza que valora positivamente la documentación de la compañía "respecto a las cuestiones energéticas y medioambientales" y otro de la Universitat de Lleida (UdL).

El departamento de Energía Forestal de la UdL concluye que en ningún caso se alcanzan concentraciones que puedan ser perjudiciales para la salud humana, ni peligrosas para la vegetación, especialmente partículas y óxidos de azufre y nitrógeno y la aparición de olores*,

Por su parte el Consorcio Forestal de Catalunya, que agrupa a propietarios de bosques, ve en las plantas de biomasa una solución para poner en el mercado el aclareo de los árboles y facilitar la gestión de la superficie forestal que hace más rentable la madera para las serrerías y evita plagas en los árbóles, según Josep Maria Tusell, responsable del Área Técnica.