Publicado 23/06/2014 18:28:31 +02:00CET

Impulsan una ILP para elaborar una nueva ley de educación en Catalunya

Manifestación contra la Lomce y los recortes en Barcelona 24O ley Wert
EUROPA PRESS

BARCELONA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Assemblea Groga, con el apoyo de profesorado, familias, estudiantes, sindicatos y partidos, ha impulsado una iniciativa legislativa popular (ILP) para tirar adelante una nueva ley de educación de Catalunya "democrática, laica, gratuita, coeducadora, inclusiva, no discriminatoria y de calidad", cuya comisión promotora se constituirá este miércoles en Barcelona.

En declaraciones a Europa Press una de las representantes de la comisión, Lucía Rivas, ha explicado que la iniciativa busca presentar una alternativa a la actual Ley de Educación de Catalunya (LEC) y a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) que garantice "el derecho a la educación" desde la guardería a la universidad.

"Llevábamos demasiado tiempo diciendo 'no' a la Lomce y a la LEC, y ahora queremos avanzar", ha celebrado Rivas, quien ha agregado que pretenden situar la educación pública en el centro del debate nacional, aprovechando el proceso soberanista que vive Catalunya.

La ILP nació de la Assemblea Groga del Maresme que trasladó la idea a la Assemblea Groga central, la cual constituyó una comisión de trabajo el verano de 2013 como "espacio abierto y unitario", que recibió aportaciones de muchos actores de la comunidad educativa y de la sociedad civil para empezar a hacer el redactado de la norma, que ya han culminado.

El siguiente paso es crear la comisión promotora y, a continuación, el texto deberá pasar por una "validación jurídica", y para llegar a debatirse en el Parlament requerirá unas 50.000 firmas, ha precisado Rivas.

DERECHO A LA EDUCACIÓN

La ley que propone la Assemblea Groga busca hacer "efectivo, real y universal" el derecho a la educación por parte de toda la ciudadanía sin importar su origen social; acabar con los conciertos escolares y la participación de empresas privadas en el sistema educativo, y con la privatización de la gestión de los centros públicos.

También persigue recuperar una gestión "democrática" de los centros; instaurar una autonomía de centros real, sin direcciones impuestas desde fuera y con proyectos discutidos en la escuela; una evaluación que permita mejorar a los centros y a los estudiantes, y dar estabilidad y seguridad a las plantillas, alejándose de la flexibilidad laboral demandada por la patronal.

Incluye una financiación "de acuerdo con la importancia que tiene la educación para la vida de las personas y para la sociedad"; una financiación pública para la escuela pública y privada para la privada, y la cesión de las guarderías de titularidad municipal y las subcontratadas a la Generalitat.

Para leer más