Las incineraciones superan por primera vez los entierros en los servicios de Áltima en Barcelona

Publicado 23/10/2018 12:01:19CET
EUROPA PRESS

Ofrece como novedad nichos verdes en Roques Blanques, concebidos como jardines verticales

BARCELONA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las incineraciones superaron por primera vez las inhumaciones tradicionales en los servicios que realizó Áltima en la ciudad de Barcelona en 2017, ya que alcanzaron el 51% de los servicios --el año anterior fueron el 48%--, mientras que en el resto de la provincia representan el 47%, y en toda Catalunya son el 46%.

El director del área de Cementerios de Áltima, Joan Ventura, ha resaltado este martes en rueda de prensa que la incineración es una demanda que se acabará estabilizando entre el 60% y el 65% en unos diez años, porque tiene un techo ya que muchas familias apuestan por la inhumación tradicional por razones culturales o religiosas.

Junto al director de Servicios Funerarios de Áltima, Josep Ventura, ha explicado que es complicado conocer los datos globales de la ciudad --en la que operan otras empresas--, porque además existen incineraciones que se llevan a cabo fuera de ésta.

Como novedad, Áltima ofrece desde este mes nichos verdes en el cementerio Roques Blanques, concebidos como un jardín vertical modular con especies aromáticas mediterráneas que cubren los nichos, que incluyen placas de madera con los nombres y que tienen una capa de cemento entre las plantas y la sepultura.

Ha resaltado que es una iniciativa experimental para hacer más amables y verdes estos espacios y que podría extenderse en el futuro a otros cementerios y a otros tipos de sepultura, y ha señalado que plantean complementarla con otras posibilidades, como con nuevas coronas florales que después pudieran integrarse en el jardín vertical.

AUMENTAN LOS LAICOS

Los funerales católicos siguen siendo los más numerosos --representan el 82% del total--, aunque han aumentado los de otras religiones --los musulmanes son un 3%-- y los laicos, que han subido hasta el 18%, con un crecimiento que desconocen hasta dónde llegará, porque aunque muchas familias sean laicas finalmente optan por un funeral religioso.

Han destacado que los precios del servicio funerario están estables desde hace unos tres años, con 3.300 euros de media por servicio --incluyendo el IVA, que se mantiene al 21% aunque piden reducirlo por ser un servicio esencial--, y que las familias se informan cada vez más y piden más presupuestos.

Además, ha aumentado en un 10% la demanda de la planificación anticipada de los servicios funerarios, sobre todo en personas mayores de 70 años, que pueden detallar y también dejar pagado su funeral, ha destacado el director de Servicios Funerarios de la empresa.

Áltima ha implementado en todos sus centros el programa Assessora, herramienta que permite tramitar la contratación de servicios y productos visibilizando su coste en todo momento, con el objetivo de facilitar al usuario la elección de los elementos conociendo el gasto.

Además, la empresa funeraria ha colaborado en la edición del sexto título de la Colecció L'Ermità, que versa sobre la muerte con el título 'Fins aquí hem arribat', en el que los autores Amadeu Carbó y Jordi Cubilos explican rituales y celebraciones relacionados con la muerte.