Un índice ve mejorable la libertad económica de las ciudades españolas más pobladas

Barcelona
Europa Press - Archivo
Publicado 29/12/2018 15:44:37CET

De las catalanas aprueban Sabadell, Terrassa y Badalona mientras que Barcelona debe mejorar

BARCELONA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La primera edición del índice de Libertad Económica de las Ciudades Españolas (ILECE), elaborado por la Fundación para el Avance de la Libertad, concluye que la situación para las 30 ciudades españolas más pobladas es "muy mejorable" y que la presión fiscal municipal es excesiva.

Once de las 30 ciudades analizadas suspenden --con menos de 50 puntos de los 100 disponibles--, según el índice, elaborado para medir y comparar el grado de libertad económica de las principales ciudades teniendo en cuenta lo que depende de la administración municipal.

Así, trata de medir si los ayuntamientos favorecen o desfavorecen la libertad económica de la ciudad, aunque recuerda que la situación de cada una de ellas depende en gran medida de la acción de las administraciones central, autonómica y europea, que no se tienen en cuenta en el estudio.

Encabeza el índice Almería, con 62,51 puntos sobre 100, y le sigue Alicante (61,42), A Coruña (58,86), Vigo (59,23), Santa Cruz de Tenerife (58,86), Elche (57,15), Oviedo (56,8), Pamplona (56,6), Córdoba (55,56), Sabadell (54,77), Bilbao (53,3), Gijón (53,15),
Málaga (52,67), Las Palmas de Gran Canaria (52,46), Terrassa (51,81), Vitoria (51,51), Badalona (51,17), Cartagena (50,71) y Móstoles (50,37).

No logran la mitad de los puntos Murcia (49,92), Zaragoza (49,42), Madrid (49,29), Valladolid (49,29), L'Hospitalet de Llobregat (48,16), Palma de Mallorca (48,15), Sevilla (46,02), Barcelona (45,49), Valencia (44,01), Jerez de la Frontera (40,57) y Granada (39,44).

CIUDADES CATALANAS

El índice analiza cinco ciudades catalanas --todas en la provincia de Barcelona--, de las que aprueban Sabadell, Terrassa y Badalona, mientras que Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat --las dos más grandes-- tienen una libertad económica insuficiente, según el informe.

Considera que Barcelona registra un nivel de endeudamiento mejorable y tiene un coste demasiado elevado para sus habitantes, según el índice, que critica en ambas la tasa de pernoctación hotelera, entre otras consideraciones.

El informe concluye que el tamaño de las ciudades influye en su libertad económica, ya que "se observa una fuerte tendencia de las ciudades más grandes a tener un pésimo desempeño en este índice", y señala también que la capitalidad puede ser perjudicial, ya que ocho de las once ciudades que suspenden son capitales autonómicas.

El índice tiene en cuenta aspectos como el ejercicio económico municipal --que evalúa elementos como el Presupuesto y el endeudamiento y pesa un 30% de la puntuación--; la magnitud de la plantilla del Ayuntamiento (20%); el intervencionismo económico municipal (20%), y la presión fiscal de la ciudad (30%).

Contador