El libro en catalán facturó un 1% más en 2018 y sigue "remontando" tras la crisis

Publicado 06/09/2019 13:29:27CET
Montse Ayats (Editors.Cat) y Joan Sala (Setmana del Llibre en Català)
Montse Ayats (Editors.Cat) y Joan Sala (Setmana del Llibre en Català)EUROPA PRESS

Los editores afean 6 millones de déficit de ayudas del Govern por las prórrogas presupuestarias

BARCELONA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La venta de libros en catalán facturó un total de 237,7 millones de euros en 2018, un 1% más que el año anterior, cuando fueron 235,7 millones, y sigue "remontando de forma progresiva" tras la bajada que se dio en la crisis --entre 2008 y 2010--, ha explicado la presidenta de la Associació d'Editors en Llengua Catalana (Editors.cat), Montse Ayats.

En rueda de prensa este viernes, Ayats ha afirmado que los editores son optimistas ante el crecimiento sostenido de los últimos años --con un pico en 2016 de 238 millones--, llegando a niveles iguales o superiores que antes de la crisis, a lo que el presidente de La Setmana del Llibre en Català, Joan Sala, ha añadido que los libros son más baratos ahora, por lo que probablemente se venden más ejemplares.

La subida de 2018 se debe sobre todo a la venta de ficción de adultos --de 50 a 51 millones--, infantil y juvenil de 42 a casi 44 millones-- y no ficción --de 20 a 21--, mientras que el libro de texto ha bajado ligeramente, de 109,3 a 108,8 millones, pero lo ha diferenciado porque se debe a las indicaciones de las escuelas.

Ayats ha identificado la necesidad de crear, en el libro en catalán, "más oferta, mayor visibilidad y políticas públicas de fomento de la lectura para lograr más lectores", y ha observado que el 22,5% de los lectores cuyo último libro era en castellano, dijeron que se debe a que no lo habían encontrado o no existía en catalán, lo que ve como lectores potenciales en catalán.

La lengua catalana representa actualmente el 48,4% de las ventas totales de libros en Catalunya (490,64 millones de euros), y ha añadido que, dejando de lado el libro de texto, los libros en catalán vendidos suponen el 26,5%, subiendo medio punto por encima del castellano respecto al año anterior.

PLA DE LECTURA 2020

La presidenta ha lamentado que actualmente ven un déficit de seis millones de lo que se previó en el Pla de Lectura 2020, impulsado por la Conselleria de Cultura de la Generalitat y consensuado con los editores, ante la prórroga actual de los presupuestos.

En concreto, faltan 2,5 millones de lo que se había previsto en apoyo a editores, mientras que faltan 3,5 para otras líneas como bibliotecas: "Necesitamos que en 2020 haya Presupuestos y que los partidos se esfuercen", ha afirmado en relación a las cuentas en las que trabaja actualmente el Govern.

Contador