Publicado 24/11/2021 14:42

El Liceu acuerda promover las oportunidades de los músicos del Conservatori

Imagen del espectáculo ‘Trencanous-Jazz’, con dirección de escena y dramaturgia de Joan M. Segura y dirección y coordinación musical de Toni Vaquer
Imagen del espectáculo ‘Trencanous-Jazz’, con dirección de escena y dramaturgia de Joan M. Segura y dirección y coordinación musical de Toni Vaquer - EUROPA PRESS

Un espectáculo unirá a Chaikovski con el jazz y las marionetas

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gran Teatre del Liceu de Barcelona ha firmado un acuerdo con el Conservatori del Liceu y la Fundació de Música Ferrer-Salat para promover las oportunidades laborales de los jóvenes músicos del Conservatori.

El acuerdo tiene también la voluntad de contribuir a la excelencia artística de los espectáculos, enriqueciendo las producciones teatrales con música en directo, según ha explicado el director general del Liceu, Valentí Oviedo, en rueda de prensa este miércoles

Es un acuerdo para tres años, que incluirá la participación de alrededor de 90 alumnos y 'alumnis' del Conservatori, y que por el momento tiene programados cuatro espectáculos: 'Trencanous-Jazz', 'El monstre al laberint', 'La cuina de Rossini' y '(Òh!)pera'.

La iniciativa ha sido posible gracias al mecenazgo de la Fundació de Música Ferrer-Salat, y se enmarca dentro del proyecto educativo LiceuAprèn, uno de los ejes estratégicos del teatro, que tiene como objetivo principal contribuir a reforzar las aptitudes de los niños y jóvenes en la música y las artes.

CHAIKOVSKI, JAZZ Y MARIONETAS

El primer espectáculo de la iniciativa, 'Trencanous-Jazz', se podrá ver este fin de semana y el 28 y 29 de mayo del próximo año, y revisita 'El cascanueces', de Piotr Ilich Chaikovski, fusionándolo con el jazz y el teatro de marionetas.

'Trencanous-Jazz' parte del cuento de E.T.A. Hoffman, pero es un espectáculo de creación: han decidido hacer adaptaciones para simplificar el cuento de modo que se pueda entender sin palabras, y para que los niños "puedan ver reflejada la sociedad actual en una obra que se escribió hace 200 años", en palabras del director de escena y dramaturgo, Joan M. Segura.

Así, han decidido hacer una obra "inclusiva", con algunos cambios de género --personajes de científicos e inventores que han pasado a ser mujeres, por ejemplo-- y variedad en el color de la piel de las marionetas.

La puesta en escena aúna a la orquesta de jazz, formada por diez músicos del Conservatori, y tres intérpretes de marionetas que manipulan cerca de una decena de marionetas de tamaño natural y "muy coloristas".

La dirección musical ha ido a cargo de Toni Vaquer, profesor del Conservatori, que tenía el objetivo de acercarse al jazz, una disciplina musical que el Liceu, sobre todo en lo que se refiere a espectáculos infantiles, nunca había explorado.