Maragall propone a los candidatos de Barcelona comprometerse a no pactar con la extrema derecha

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall (ARCHIVO)
David Zorrakino - Europa Press - Archivo
Publicado 31/12/2018 13:31:33CET

   BARCELONA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El candidato de ERC a la Alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha anunciado que propondrá a los grupos municipales y a los candidatos a las próximas elecciones municipales la firma del Compromiso de Barcelona contra el odio para no pactar "con formaciones de extrema derecha ni con partidos que gobiernan gracias a su apoyo".

   En un artículo publicado este lunes en 'La Vanguardia' recogido por Europa Press, Maragall afirma que se trata de un acuerdo por "la defensa de los derechos fundamentales y contra el fascismo", que busca demostrar de manera mayoritaria este carácter de la ciudad y de la campaña electoral.

   Se trata, según él, de un compromiso de denuncia de los discursos "que fomenten el odio, relativicen el fascismo o lo comparen con las voluntades sociales democráticas", y que explicite el rechazo institucional al fascismo de los partidos de Barcelona, para llevar una campaña electoral a la altura de los barceloneses, en sus palabras.

   Maragall asegura que le indigna y preocupa "ver la naturalidad con la que la ultraderecha ha entrado, de la mano del PP y de Cs, en la mesa del Parlamento andaluz" y en el espacio mediático.

   "Vox ha destapado del todo las vergüenzas de un estado desnortado, llevándolo, todavía más, hacia el abismo que provocan el odio y la omisión culpable de los demócratas", ha valorado.

   El candidato republicano ha recalcado que "dejarse engullir para el discurso de repulsa al diferente es todo lo contrario a los valores barceloneses y europeos y a la dignidad universal de todos los hombres y mujeres, vengan de donde vengan y sean como sean".

   Por eso, avisa de que no valen equilibrismos electorales: "Barcelona y sus instituciones exigen claridad y respeto. Por eso, los demócratas no podemos callar. Tenemos que decir 'no' a la ultraderecha, con la máxima claridad, y lo tenemos que decir todos juntos".

   Añade que no se puede permitir "ningún tipo de acuerdo político, explícito o tácito, con aquellos que fomentan el odio y mantienen discursos retrógrados y nostálgicos del pasado dictatorial. Vox, y todos aquellos partidos que se aproximan a ellos a propósito, hacen mayor una mancha antidemocrática".

Contador