El Museu Picasso celebra con una "fiesta" el centenario de la donación del 'Arlequín' barcelonés

El Museu Picasso celebra con una "fiesta" el centenario de la donación del 'Arlequín' barcelonés
EUROPA PRESS
Publicado 14/05/2019 13:32:13CET

El personaje saldrá del cuadro a través de la interpretación de un mimo y un músico esta semana

BARCELONA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Museu Picasso de Barcelona celebrará esta semana una "fiesta" por el centenario de la donación de la emblemática pintura del 'Arlequín' barcelonés a la colección por parte del artista, ha anunciado el director, Emmanuel Guigon, acompañado del mimo que dará vida al personaje y le hará salir del cuadro con una actuación hasta el sábado.

Actividades de circo, música, pintura y talleres acompañarán el retrato del bailarín y coreógrafo Leónide Massine recreado por Picasso en 1917, al hilo de la presentación en el Gran Teatre del Liceu del 'Parade' de la compañía de los Ballets Rusos.

Se trata de "una de las joyas" del museo catalán, que presta la pieza a colecciones de todo el mundo y que este verano viajará a Sitges (Barcelona) para ser la estrella de una exposición sobre el realismo catalán de postguerra, ha explicado la conservadora Malén Gual en rueda de prensa.

Aunque la obra se titula 'Arlequín' y lleva al lado el nombre del bailarín a la que hace referencia Picasso, por el mundo se conoce como "el Arlequín de Barcelona", ha desvelado Gual, que atribuye su importancia al hecho de ser la pieza más significativa de la época de Picasso en que busca nuevos estilos tras dejar atrás el cubismo.

Gual ve la pieza como una reivindicación de los ballets rusos, un viraje del cubismo hacia estilos más clasicistas y realistas y símbolo de un nuevo camino iniciado por el artista, así como una identificación fuerte del artista con la figura del arlequín, que pintó en otros lienzos hasta el final de sus días.

"GESTO DE AMISTAD"

La obra fue donada en 1919 como un "gesto de amistad" de Picasso con la capital catalana, pero no fue hasta 1921 cuando se registró la pintura debido a cuestiones administrativas y entonces se pudo ver en el Museu d'Art para pasar después al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) y, finalmente, al Museu Picasso en el momento de su creación.

"Es el primer cuadro que entra en una colección pública a nivel mundial", ha significado el director del museo, que ha destacado la participación de la obra en la 'Exposició d'Art' de 1919 en la capital catalana.

LOS ORÍGENES DE LA DONACIÓN

Tanto Gual como Guigon han remontado los orígenes de la donación a la inquietud creciente de Miquel Utrillo y de Ricard Canals de iniciar una colecta para comprar al artista una obra de Picasso que se quedara en la ciudad, algo que se empezó a hablar en un homenaje al artista en las Galeries Catalanes en 1917, y que no culminó en ninguna compra, pero sí en un gesto de Picasso por cariño a una ciudad y amigos de infancia.

Se da la circunstancia de que el 'Arlequín', que fue pintado en Barcelona, no pudo ser llevado a Francia debido al estallido de la I Guerra Mundial, entre 1914 y 1918, y el hecho de que las autoridades consideraban el cuadro una pieza de lujo, lo que facilitó que la pieza se quedara adonde fue pintada y pudiera ser regalada a la ciudad.

PICASSO Y EL CIRCO

Para festejar el centenario, este martes por la tarde tendrá lugar una mesa redonda en que se hablará sobre la relación entre el arte de Picasso y el circo, mientras que hasta el sábado se sucederán actuaciones a cargo de actores de Commediadell'Arte y el circo que interpretarán al arlequín, así como otros personajes de los cuadros de Picasso que danzarán por las diferentes salas del museo, con especial relevancia de las bailarinas.

Interactuarán con los visitantes del museo y llevarán a cabo acrobacias, bailes, malabares y marionetas, acompañados a la música con un acordeonista que amenizará el paso de los personajes recién salidos de cuadros de Picasso con el arlequín como protagonista.

Contador