Padres de la concertada piden que el pacto de segregación escolar admita "infrafinanciación"

El pte.De la (CCAPAC), Josep Maria Romagosa
EUROPA PRESS
Publicado 02/09/2018 11:18:08CET

   Reclaman a Bargalló recuperar el proyecto 'Ara és demà'

   BARCELONA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Confederació Cristiana d'Associacions de Pares i Mares d'Alumnes de Catalunya (CCAPAC), Josep Maria Romagosa, ha reclamado que el pacto contra la segregación escolar que se trabaja con el liderazgo del Síndic de Greuges reconozca la "infrafinanciación" de la escuela concertada.

   En una entrevista de Europa Press, ha defendido que "como en cualquier pacto, todo el mundo tiene que ceder", y ha lamentado que la iniciativa quedó encallada el curso pasado, por su complejidad y la amplia gama de sensibilidades entre los agentes educativos.

   Para avanzar en este documento --reactivado a finales de julio--, ha reclamado un reconocimiento de la falta de recursos de la escuela concertada: "El tema de la financiación está detrás de todo. ¿Quién paga aquella cuota del alumno de segregación escolar?".

   Además, niega que la escuela concertada no acoja alumnos con necesidades educativas específicas, y asegura que lo hace en un uno de cada tres casos, también por cuestiones socioeconómicas que acaban costeando padres de los centros.

   "Si superáramos este tema tendríamos mucho ganado", según Romagosa, que ha lamentado que "los primeros segregados son las familias concertadas que se ven obligadas a pagar unas cuotas que, si no las pagaran, las escuelas no podrían funcionar".

'ARA ÉS DEMÀ'

   Sobre iniciativas educativas, ha pedido al conseller Josep Bargalló recuperar el proyecto 'Ara és demà' que impulsó su antecesora Meritxell Ruiz, tras mostrarse "preocupado" porque Bargalló, en su comparecencia parlamentaria sobre los ejes de su mandato, no aludió al documento que nació para marcar los pasos de la educación a medio plazo en Catalunya.

   Se alcanzaron ciertos consensos en algunas líneas, con conclusiones aprobadas por el Consell Escolar de Catalunya, del que se excluyó la Fapac: "Tengo la sensación de que esto está en un cajón, y es una pena porque recoge muchas aportaciones de equipos directivos, ampas, equipos y técnicos".

   A su juicio, integra aportaciones interesantes desde la estructura del sistema, y es una iniciativa bendecida por el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que podría ser una línea de continuidad, "porque lo que necesitan las escuelas es estabilidad".