Policías dicen que el 1-O les amenazaron con "acorralarles" como a la Guardia Civil el 20-S

Roger Español Habla Con Su Abogada Laia Serra En La Ciutat De La Justícia
EUROPA PRESS
Publicado 17/12/2018 14:33:10CET

Un agente de Información del CNP justifica una patada a un manifestante en el suelo para "apartarlo"

BARCELONA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional que han declarado este lunes en el Juzgado de Instrucción 7 de Barcelona como investigados por el operativo del 1-O han justificado las cargas porque algunos concentrados les amenazaron con "acorralarles" como a la Guardia Civil en el dispositivo ante la Conselleria de Economía el 20 de septiembre, según fuentes jurídicas.

Fuentes consultadas han explicado que estos agentes, que actuaron en la escuela Ramon Llull de Barcelona, han asegurado durante sus declaraciones que se sentían "secuestrados" cuando un grupo hizo una sentada frente a los furgones policiales para impedir que se movieran, y que les lanzaron material de obra, conos y otros objetos.

En declaraciones a los medios, la abogada Laia Serra ha explicado que la justificación de todos los agentes que han declarado por la actuación en la escuela Llull es que fueron sometidos "a una situación de beligerancia, hostilidad y agresividad por la masa" y que esto justifica el uso de material antidisturbios, como las pelotas de goma.

Este lunes han declarado tres escopeteros de la Policía Nacional que actuaron en ese centro, por la actuación que dejó sin visión de un ojo a Roger Español, y todos se han situado en la acera contraria a donde sucedieron estos hechos, lo que para la abogada Laia Serra "ayuda a definir el círculo de posibles autores".

Precisamente, para el próximo viernes estaba prevista la declaración de Español como afectado y también como investigado, pero finalmente se ha aplazado porque podía ser "complicado" por temas de transporte y asistencia, ante la celebración el Consejo de Ministros en Barcelona, y se ha fijado para el 21 de enero.

ESCOLA PIA

También este lunes, un miembro de la Brigada de Información de la Policía Nacional ha declarado como investigado en este juzgado por presuntamente propinar una patada a una persona que estaba en el suelo durante el operativo contra el 1-O en la Escola Pia de Sant Antoni, en la ciudad de Barcelona, y lo ha justificado porque tenía que pasar y lo hizo para "apartarlo".

En declaraciones a los medios tras los interrogatorios judiciales, el abogado del Ayuntamiento de Barcelona --acusación popular-- Xavi Muñoz ha dicho que el agente ha reconocido la acción y su explicación ha sido que "había tropezado instantes antes, quedaba relegado de su equipo, lo estaba perdiendo, y avanza detrás de sus compañeros, y con el pie hace un gesto para apartarlo".

"Él cree que empujarlo con el pie es la mejor opción", ha dicho el abogado en relación a las declaraciones de este agente de Información, que solo ha respondido al juez, el fiscal y su defensa, y ha expresado que se encontraba en un ambiente hostil.

Según ha expresado en un apunte en Twitter el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens, esta agresión "concentra en sí misma toda la brutalidad e inmoralidad de aquella jornada" porque fue, a sus ojos, una acción totalmente gratuita y sin ningún medio reglamentario: la víctima era una persona mayor que había caído al suelo.

ESCUELA PROSPERITAT

También ha declarado este lunes un agente de la Policía que presuntamente agarró por la oreja a un votante de la escuela Prosperitat (también en la ciudad de Barcelona) causándole lesiones, pero el agente ha dicho que no estuvo en el punto donde se produjo la agresión y que no hubo situaciones de violencia, según la abogada de Irídia, Sònia Olivella.

Otro agente denunciado por un ciudadano por golpearle dentro de la escuela Llull ha dicho que "hizo un movimiento para ganar espacio y un movimiento defensivo sin intencionalidad lesiva", según Laia Serra.