Actualizado 25/07/2012 20:40 CET

Portland (FCC) acuerda un ajuste de 250 empleados y parar temporalmente las dos plantas catalanas

Instalaciones de Cementos Portland en Madrid
CEMENTOS PORTLAND

MADRID/BARCELONA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cementos Portland realizará un ajuste de 250 empleados y parará temporalmente dos de sus ocho plantas de cemento --las dos ubicadas en Catalunya-- en virtud del acuerdo alcanzado con CC.OO. y UGT para reestructurar su división cementera, según han informado a Europa Press fuentes sindicales.

Se trata de una de las tres partes del plan de reestructuración que la filial del grupo FCC prevé abordar para adaptar su negocio al desplome de la demanda de cemento y otros materiales de construcción derivado del parón constructor.

El ajuste completo, que se prevé que afecte a unos 500 empleados de la compañía, se llevará a cabo con las correspondientes reestructuraciones de las divisiones de hormigón, mortero y áridos, y de la estructura corporativa de la compañía que preside Juan Béjar.

El acuerdo alcanzado ahora en la división de cemento contempla la salida de 250 empleados a través de un expediente de regulación de empleo (ERE) que se presentará después del verano.

Del total de bajas, la compañía prevé articular unas 160 a través de prejubilaciones para empleados de más de 58 años.

Asimismo, Portland prevé amortizar otros 60 puestos recolocando a otros tantos trabajadores de forma que asuman tareas que hasta ahora se subcontrataban.

Para los 30 afectados restantes, que se verían afectados por la extinción de sus contratos, la compañía ofrece indemnizaciones en función de su antigüedad: pagará 30 días por año (con un máximo de 22 mensualidades) a quienes suman más de 28 años en la empresa, y 28 días por año (con un tope de 18 mensualidades) para el resto.

No obstante, Cementos Portland prevé ofrecer a esta treintena de empleados un plan de movilidad geográfica, con indemnizaciones de 25.000 euros si deciden trasladarse para trabajar en otra planta del grupo.

En cuanto a las fábricas que se pacta parar, serán las de Vallcarca y Monjos, ambas en Catalunya, de forma que operarán alternativamente (una durante diez meses del año y la otra los otros dos).

El acuerdo evita así que la empresa tenga que cerrar alguna de sus instalaciones de producción de cemento.

Además, según las mismas fuentes, el acuerdo con las federaciones de construcción de CC.OO (Fecoma) y UGT (MCA-UGT) "facilita" a Cementos Portland el cierre del proceso de refinanciación de su deuda de 1.400 millones de euros, que actualmente ultima.

Esta reestructuración se enmarca en el Plan NewVal 2012-2013 que Cementos Portland ha puesto en marcha con el fin de aumentar sus ingresos, reducir sus costes y adaptar la capacidad de producción del grupo a la actual situación del mercado, con el fin último de garantizar su viabilidad.

La filial cementera de FCC presenta mañana jueves, 26 de julio, sus resultados semestrales.