PP y C's niegan que el artículo 150.2 sirva para preguntar a los catalanes sobre la independencia

El portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 22:09:47 CET

El PSC dice que esta vía está condenada al fracaso y será un "Plan Ibarretxe 2"

BARCELONA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PP y C's han negado este martes que el artículo 150.2 de la Constitución Española sirva para poder preguntar a los catalanes sobre la independencia, algo que sí ven factible cuatro partidos catalanes con representación parlamentaria: CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP.

En rueda de prensa desde el Parlament, el portavoz popular en la Cámara catalana, Enric Millo, ha acusado al Govern de "generar falsas expectativas" a los ciudadanos avalando esta iniciativa, y le ha avisado de que lo único que generará es más frustración y crispación.

El portavoz de C's, Jordi Cañas, ha ironizado que "no hace falta ser constitucionalista" para ver que el artículo es inaplicable para el caso de la consulta, y ha tildado a los cuatro partidos que suscriben la iniciativa de ser enemigos de la democracia.

El artículo 150.2 de la Constitución recoge que el Estado podrá transferir o delegar a las autonomías facultades de titularidad estatal que "por su propia naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación", lo que CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP consideran que da viabilidad a la consulta.

Por el contrario, PP y C's rebaten que la soberanía nacional de todos los españoles no es precisamente una facultad que tenga una "naturaleza" susceptible de ser delegada a las autonomías, por lo que ven imposible que se pueda celebrar la consulta por esta vía.

El portavoz el PSC en el Parlament, Maurici Lucena, ha considerado que cualquier vía que no parta de un acuerdo entre la Generalitat y el Gobierno central está condenada al fracaso, por lo que la estrategia de pedir una consulta a través del 150.2 será un "Plan Ibarretxe 2".

Ha destacado que el exlehendakari Juan José Ibarretxe como mínimo tuvo la "valentía" de ir al Congreso a defender su proyecto político, mientras que el presidente catalán Artur Mas no se ha planteado esta opción y pretenden delegarla en los partidos catalanes con representación en la Cámara Baja.

Así, los socialistas reprochan que CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP han convertido el proceso soberanista en "unos fuegos artificiales" que lo único que contribuirán es a que la consulta embarranque y no se pueda llegar a celebrar nunca.

NEGOCIACIONES

Mientras, una vez acordado que quieren el aval a la consulta a través del 150.2 de la Constitución, CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP siguen discrepando sobre cómo llevar la consulta al Congreso, si a través de una Proposición de Ley que impulse el Parlament o una Proposición No de Ley que impulsen los grupos con representación en Madrid.

CiU, ERC y la CUP rechazan presentar una Proposición de Ley porque existe el riesgo de que el Congreso la deje deliberadamente bloqueada en un "cajón", mientras que ICV-EUiA insiste que es la vía mas idónea porque es la que tiene más garantías jurídicas.