El PSC reclama al Govern aumentar el impuesto de Sucesiones y reformar el IRPF

La diputada del PSC-Units Alícia Romero (Archivo)
Europa Press - Archivo
Publicado 18/11/2018 11:09:26CET

Lleva al Parlament varias propuestas fiscales para los Presupuestos catalanes de 2019

BARCELONA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PSC reclamará a la Generalitat en el pleno del Parlament de la próxima semana impulsar una propuesta de reforma del impuesto de Sucesiones y Donaciones para convertirlo en un tributo "más justo y progresivo".

Los socialistas han presentado una moción --que se debatirá y votará el miércoles o el jueves-- con la que quieren influir en las medidas fiscales del Govern, que se encuentra en plena elaboración de la ley de los Presupuestos y de la ley de Medidas fiscales y financieras de 2019.

El PSC plantea que el Govern reduzca significativa y selectivamente los beneficios en Sucesiones y Donaciones que permite la normativa catalana, "gravando más las herencias altas para aumentar la recaudación en unos 300 millones de euros".

En los últimos años este impuesto se ha convertido en objeto de disputa entre los partidos, ya que algunos lo ven demasiado bajo y una merma para las arcas de la Generalitat, mientras que otros replican que hay comunidades autónomas donde prácticamente no existe.

Los socialistas también quieren que la Generalitat impulse una propuesta de reforma del IRPF para que se convierta en un impuesto más justo y progresivo del que, a juicio del PSC, es ahora, "especialmente con las rentas más altas".

ALÍCIA ROMERO

En declaraciones a Europa Press, la diputada Alícia Romero ha defendido modificar estos impuestos, porque están en el ámbito competencial catalán y porque "tras casi ocho años de crisis, los partidos de derechas han pedido esfuerzos a las clases medias y trabajadoras y es el momento de que, con los niveles de desigualdad tan altos, ahora hagan un esfuerzo complementario las clases altas".

Sobre la reforma de Sucesiones, Romero aclara que esa modificación del impuesto no tiene que afectar a personas que reciben, por ejemplo, un piso de herencia de sus padres, "pero sí a aquellos que heredan millones de euros".

El PSC pide modificar Sucesiones y el tramo alto de la parte del IRPF que recauda la Generalitat porque alega que "en 2010 se recaudaba entre 700 y 800 millones y ahora se recauda la mitad".

Los socialistas plantean modificar precisamente dos impuestos que en el pasado han enfrentado al PDeCAT y ERC, dos partidos que desde que gobiernan juntos han estudiado modificarlos en alguna ocasión, pero que finalmente han acabado no tocando por las diferencias existentes.

REFORMA FISCAL

Firmada por la propia Romero, la moción del PSC también propone al Govern un reforma fiscal verde para fomentar la eficiencia energética y la reducción de los gases invernadero y a través de "mejorar las figuras impositivas y su capacidad de recaudación".

El grupo de Miquel Iceta también pide al Govern que apruebe en el plazo de seis meses un 'Plan de prevención y reducción del fraude fiscal y de fomento de las buenas prácticas tributarias" para el periodo 2019-2022, además de presentar el resultado del plan anterior (2015-2018).

POTENCIALES SOCIOS

El Govern deberá buscar socios para los Presupuestos catalanes de 2019 más allá del independentismo, ya que la CUP se niega a negociarlos, y su primera prioridad es lograr el apoyo de los comuns, pero no ha descartado tener que convencer al PSC.

Los socialistas han presentado esta moción con propuestas "al margen de la posición que tenga el Govern sobre los presupuestos", explica Romero, que recuerda que llevan años proponiendo estas modificaciones fiscales y que Cs, PP, entonces JxSí, y ahora JxCat y ERC han tumbado sus propuestas.

Sin embargo, sí ha advertido de que, en caso de que el Govern les viera como un potencial aliado para sacar adelante las cuentas públicas, deberían cumplir con esta demanda fiscal, además de que las cuentas se enmarquen en la legalidad y renuncien a la unilateralidad y a la desobediencia, reviertan recortes y planteen mejoras para los trabajadores públicos, entre otras medidas.

LEY DE ESTABILIDAD

La moción socialista que el Parlament debatirá la semana que viene también busca que los grupos independentistas lancen alguna señal de distensión al Gobierno de Pedro Sánchez y permitan la tramitación de iniciativas en el Congreso que interesan al Ejecutivo central.

El PSC propone que los partidos catalanes con representación en el Congreso se comprometan a apoyar una modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera en la Cámara Baja --pactada entre PP y CDC-- "para ampliar el límite de regla de gasto y poder aumentar" las inversiones en Catalunya.