Publicado 04/03/2014 18:57CET

El Puerto de Tarragona se erige como destino de cruceros con la marca 'Tarragona Cruise Port'

Vista Aérea Del Puerto De Tarragona
PUERTO DE TARRAGONA

Prepara dos proyectos de terminal para los cruceristas, el primero para dentro de cuatro años

TARRAGONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Puerto de Tarragona ha creado la marca 'Tarragona Cruise Port' para erigirse como destino de cruceros y diversificar su actividad, hasta ahora más centrada en la industria y con alguna escala turística puntual, han confirmado a Europa Press fuentes del enclave portuario.

La promoción oficial de las instalaciones tarraconenses como destino de cruceros se realizará en la feria internacional Cruise Shipping Miami, a la que el Puerto asiste desde hace varios años y que se celebrará del 10 al 13 de marzo, publica este martes 'Diari de Tarragona'.

Así, el Puerto presentará su nueva marca y el logotipo que la acompaña, que consta de dos niveles de lectura: en el primero se puede leer 'Tarragona Cruise Port', separado por una franja de olas reproducidas en mosaico bajo la cual se puede leer 'Costa Daurada' en un cuerpo de letra más pequeño.

De hecho, acudirá a la feria con un video, una página web y un catálogo con información general y fotográfica sobre los activos turísticos del territorio con el objetivo de entregar este material a navieras de cruceros.

TERMINAL DE CRUCEROS

La Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) está trabajando para desarrollar la infraestructura necesaria para acoger a los cruceros, y estudia varias opciones después de haber descartado el dique de Llevant, donde atracan actualmente los cruceros que hacen escala puntual en el Puerto.

Así, los técnicos estudian dos emplazamientos, uno provisional que podría estar operativo a medio plazo con una inversión asequible, y otro definitivo si evoluciona favorablemente la captación de embarcaciones de cruceros.

La primera opción se centra en aprovechar las obras del dique Prats, frente al pantalán que explota Repsol, junto a la playa de La Pineda y muy cerca de los terrenos del futuro complejo de BCN World y de Port Aventura, y alargar el espigón para que albergue la terminal.

La prolongación de este dique costaría unos 15 millones de euros, a los que se deben añadir otros 28 del propio espigón, y esta nueva infraestructura podría estar lista en tres o cuatro años.

No obstante, si fructifica la estrategia de captar cruceristas --al menos 50.000 anuales--, la estrategia de la APT pasa por construir una terminal urbana junto al Puerto Deportivo de Tarragona.

El Plan Director del Puerto de 2000 a 2014 contempla una reserva de espacio frente al Club Náutico, pero se necesita un plan funcional y de usos que defina los accesos, las salas de espera y los servicios que una infraestructura de este tipo requiere.

Los técnicos han diseñado tres opciones que comportarían una inversión de entre 70 y 120 millones de euros, en función de la superficie y las características técnicas, y que todavía están en fase de estudio.