Actualizado 28/09/2015 14:38 CET

Rabell da un portazo a gobernar con JxSí

Lluís Rabell
EUROPA PRESS

Advierte de que ve en la confrontación CDC-C's un riesgo de que la crispación social cristalice

BARCELONA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El líder de la confluencia de SíQueEsPot, Lluís Rabell, ha cerrado la puerta a un acuerdo con la lista de Junts pel sí por considerar que su proyecto no tiene nada que ver con la hoja de ruta del líder de CDC, Artur Mas, ha lamentado que ahora les sitúen en el bloque del 'sí' y les ha recordado que es su responsabilidad formar Gobierno: "Que se espabilen".

En declaraciones a los medios en la sede de ICV secundado por los números dos, tres, cinco y seis de su lista, Gemma Lienas, Joan Coscubiela, Albano Dante Fachín y Joan Josep Nuet, preguntado por si se avendría a apoyar un gobierno con la lista de Junts pel sí, o con parte de ella y la CUP, ha dicho no haber "recibido llamadas ni de ERC ni de la CUP".

Sobre la propuesta del cabeza del lista, Raül Romeva, de sumarse a su proyecto, ha recordando que durante toda la campaña la lista de Mas ha afirmado que SiQueEsPot estaba en el bloque del 'no', pero cuando todavía no había terminado el recuento de votos la apreciación de los independentistas había cambiado: "Nos situaban en el campo del unionismo y ahora nos incluyen en el campo del sí o casi sí. ¡Tonterías las justas!".

Por eso ha emplazado a CDC y a ERC a que asuman la responsabilidad de formar gobierno y de cumplir con la hoja de ruta a la que se comprometieron, que ha incidido que está muy alejada de la que presentó SiQueEsPot, por lo que ha advertido de que no se cuente con ellos para el proyecto pactado entre Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras.

"No entraremos en un Govern de Mas ni en un Govern de CDC sin Mas, ellos verán. Si quieren formar un gobierno donde esté CDC sin Mas no nos encontrarán, no es personal, sino político. Que cada palo aguante su vela", ha zanjado en respuesta a los periodistas .

También ha lanzado un mensaje a la CUP, adelantando: Si quierenm hacer "investiduras raras, ya nos lo dirán", y ha incidido en que es responsabilidad de los que han ganado las elecciones.

SITUACIÓN POLÍTICA

Además, ha advertido que los resultado de las elecciones plantean un escenario que, según él, confronta el proyecto de CDC y el del nuevo líder de la oposición C's, lo que a su juicio genera un "riesgo de que la crispación social cristalice en torno a banderas identitarias", lo que considera la peor manera de resolver lo que ha denominado conflicto.

Sobre su formación, ha hecho autocrítica, asumiendo que la marca no ha cuajado en el electorado y que muchos votantes "desconocían al candidato", pero ha insistido en que lo que más les ha pasado factura es no tener la musculatura suficiente para revertir el planteamiento de la bipolarización plebiscitaria y, en consecuencia, no haber conseguido colocar en el debate el discurso social, económico y sobre corrupción.

Ha respondido que pese a los resultados no se ha planteado dimitir, y no ha sentido que la gente de su formación crea que deba hacerlo, por lo que se ha comprometido a cumplir con el mandato que los ciudadanos les han dado en las urnas: "Ser un grupo parlamentario de oposición de izquierdas".

MARCA EN LAS GENERALES

La marca Catalunya sí que es pot se mantendrá de cara a las generales "por que así estaba pactado antes de las autonómicas", ha explicado Coscubiela que ha adelantado que ICV tiene comisión ejecutiva del partido este lunes y un Consell Nacional este sábado, en la que se ratificará esta decisión que ha insistido en que nadie ha puesto en duda.

Además, el resto de partidos que conforman la confluencia --Podemos, EUiA y Equo-- tiene también sus respectivas reuniones de dirección.

Sobre Podemos, Rabell ha aclarado que no ha hablado con su secretario general, Pablo Iglesias, aunque se intercambiaron mensajes durante la noche del domingo y durante la mañana de este lunes, en los que hicieron un análisis general de los resultados: "Ahora haremos una reflexión más profunda".

Para leer más