Sabrià (ERC) sobre la investidura: "Faltan gestos" como apostar por la libertad de los presos

Publicado 18/06/2019 13:05:54CET
David Zorrakino - Europa Press

"Facilitaría mucho" el diálogo que Abogacía del Estado quisiera la libertad de los presos

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha afirmado este martes sobre la investidura de Pedro Sánchez que en 15 días o tres semanas "habrá que tomar decisiones" pero ha lamentado que faltan gestos, como apostar por la libertad de los presos independentistas.

En una entrevista de RNE-Ràdio 4 recogida por Europa Press, al preguntársele por el voto de ERC en la investidura, ha respondido que "faltan gestos al otro lado que no se dan" sino que, según él, ocurre todo lo contrario, con hechos como pedir que los presos soberanistas sigan en la cárcel, ha dicho.

Sobre la actitud de la Abogacía del Estado ante la situación de los presos, ha dicho que "lo normal sería apostar por una libertad provisional a la espera de la sentencia, porque eso facilitaría mucho todo el proceso de diálogo".

"Pero la respuesta siempre es la misma: cero. Eso lo hace todo muy difícil", ha añadido.

"De la Abogacía del Estado, que depende directamente del Estado, siempre esperamos algo más, y la respuesta siempre es la misma: cero gestos, ningún gesto", ha insistido.

"UN MARGEN DISCRECIONAL"

Ha lamentado que esa actitud ya no le sorprende, aunque ha añadido: "Pero aquí hay claramente un margen discrecional para empezar a hacer aquellos pasos que reclamamos siempre nosotros", en alusión a desjudicializar la política y devolver el debate del proceso soberanista a la política.

Al preguntársele después por el voto de ERC en la investidura de Pedro Sánchez (PSOE), ha respondido: "Han tenido muchas oportunidades de demostrar si lo que quieren es seguir al lado de PP y Cs, continuar esta política de represión, que probablemente les da más votos, o quieren hacer política".

Por eso, ha pedido a Sánchez "mostrarse como un estadista y hacer lo que se tendrá que acabar haciendo, que es empezar una línea de diálogo sin líneas rojas".

Pero ha reiterado que la mesa de diálogo no llega: "Cuando pueden hacer un gesto de distensión, no lo hacen, y por tanto nos están poniendo las cosas muy difíciles".

Contador