Actualizado 11/03/2009 15:52 CET

Sant Feliu de Guíxols (Girona) multiplicará por cinco sus reservas de agua antes de verano

SANT FELIU DE GUÍXOLS (GIRONA), 11 Mar. (EUROPA PRESS) - (SFR)

El municipio de Sant Feliu de Guíxols (Girona) contará con dos nuevos depósitos reguladores de agua potable de una capacidad de 4.000 metros cúbicos cada uno antes de verano.

Hasta el momento, sólo disponía de dos depósitos de 1.000 metros cúbicos. Ahora, con los dos antiguos y los que se están construyendo, el municipio de la Costa Brava, tendrá una capacidad total de 10.000 metros cúbicos.

Este proyecto tiene como objetivo "aumentar la capacidad de reservas de agua potable de la localidad en tiempos de sequía" y, además, "solucionar un problema de presión que afecta a cerca de 6.000 habitantes", explicó el alcalde Pere Albó. Actualmente, Sant Feliu cuenta con más de 20.800 personas empadronadas.

Los trabajos, que estarán listos en verano, también permitirán conectar la arqueta actual con la red del Pasteral, que es la que proporciona agua a la Vall d'Aro. Para ello, se está construyendo también una cañería de 880 metros de longitud y 40 centímetros de diámetro que discurrirá por los municipios de Sant Feliu y Santa Cristina de Aro, concretó el director de la obra, Xavier Tristán.

Proyectos similares ya se han realizado con éxito en otros municipios catalanes como Vilanova del Vallès, Ripollet del Vallès, Gelida, Llinars del Vallès y Santa Perpètua de la Mogoda, todos ellos de la provincia de Barcelona. Las obras costarán al ayuntamiento un millón y medio de euros.