Actualizado 14/08/2009 22:34 CET

'Sicus' Carbonell reivindica el barrio barcelonés de Gràcia como cuna de la rumba

BARCELONA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El cantante Antoni 'Sicus' Carbonell reivindicó hoy en el pregón de la Fiesta Mayor del barrio barcelonés de Gràcia que en él se pueda bailar a ritmo de rumba. En su discurso, cargado de nostalgia, cercanía y humor, el músico subrayó su identidad 'gracienca' y el arraigo de la rumba catalana en el barrio.

A golpe de rima, palmas y guitarra, homenajeó a los "grandes" de este arte, como el Pescaílla, Gato Pérez y Peret, y aprovechó la ocasión para reclamar a las autoridades un espacio de promoción de la rumba dentro de las fiestas. "Gràcia es la cuna de la rumba y no debemos perder la tradición", recitó.

Pronunció un pregón sencillo y próximo en el que narró recuerdos compartidos de un barrio que cada año prepara con ilusión su fiesta más esperada. En este sentido, aplaudió el esfuerzo y trabajo de los vecinos en la decoración de las 16 calles, y les pidió "deportividad" si no resultan ganadores.

Tampoco faltó el tradicional recordatorio al civismo, y, aunque con tono amable y divertido, el cantante del conjunto Sabor de Gràcia instó a que se respete el descanso de los vecinos y se mantengan limpias las calles recordando a los "meones y meonas" que tienen que usar los baños públicos porque son "personas, y no animales".

"DEVOLVER LA FIESTA A LOS VECINOS"

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, destacó que este año se ha devuelto la fiesta a los vecinos recuperando su "carácter entrañable, familiar y auténtico" y, en declaraciones a los medios, calificó el pregón de "muy emocionante" y aseguró que "ha gustado a todos".

En cuanto a las reivindicaciones de 'Sicus' Carbonell sobre la presencia de la rumba en las fiestas, Hereu se limitó a afirmar que este estilo musical "va ganando espacio, ya que es uno de los grandes símbolos de la ciudad".

Además de Hereu, asistieron al acto el concejal de Gràcia, Guillem Espriu, el presidente del Consejo Municipal del distrito, Ricard Martínez, y el presidente de la fundación de la Fiesta Mayor, Ricard Estruch. También acudieron la presidente del PP de Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, acompañada del presidente del PP de Barcelona, Alberto Fernández Díaz.

Tras la lectura del pregón se ofreció frente a la sede del Ayuntamiento el espectáculo 'La fanfare transfrontalière de l'amor', una alegre fanfarria que se burla de las fronteras. El resto de plazas y las calles decoradas del barrio aguardarán hasta el sábado para iniciar las actividades festivas programadas.