Sijilmassi (UpM): el debate soberanista no interfiere relaciones mediterráneas

Actualizado 17/12/2013 22:21:44 CET
Actualizado 17/12/2013 22:21:44 CET

Sijilmassi (UpM): el debate soberanista no interfiere relaciones mediterráneas

ENTREVISTA

 El Secretario General De La Upm, Fathallah Sijilmassi
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Unión por el Mediterráneo (UpM), Fathallah Sijilmassi, ha asegurado que el debate soberanista no interfiere en las relaciones euromediterráneas.

   En una entrevista de Europa Press, ha asegurado, al preguntársele sobre si incide el debate sobre una eventual independencia de Catalunya en el día a día de este órgano internacional, que tiene su sede en el Palacio de Pedralbes de Barcelona: "Lo seguimos como ciudadanos, pero sin ninguna intervención ni comentario".

   Sijilmassi ha explicado que no de sus propósitos es "reforzar" la presencia de la UpM en la capital catalana: ha asegurado que tienen mucha relación e interacción con las instituciones locales, pero deben hacer un esfuerzo para visualizar su presencia en Barcelona.

   Según Sijilmassi, es fundamental reforzar las relaciones entre el norte y el sur del Mare Nostrum y darles una "mayor substancia", teniendo en cuenta los retos que afronta esta parte del planeta.

   Ha detallado que una de sus prioridades es involucrar no sólo a las 43 administraciones de los Estados que integran la UpM, sino también a entidades socioeconómicas, mundo académico y sociedad civil de cada uno de los países.

   Entre los desafíos que hay que afrontar destaca cómo gestionar la inmigración ilegal que procede del Sahel, un reto que tienen países como Marruecos, que han visto cómo durante los últimos años han pasado de ser un país de emigrantes a un polo que atrae a ciudadanos de otros países del continente.

"ESTABILIDAD Y DESARROLLO"

   En cualquier caso, ha destacado que el rol de la UpM debe ser velar por "el desarrollo" de la región, para garntizar su estabilidad política y la prosperidad económica.

   Por una parte, debe servir para "intentar entender y tener una mejor visión sobre las transiciones" que se han producido en países del norte de África como Libia, Túnez y Egipto, y también para consolidar las reformas estructurales que están haciendo los Estados europeos.

   "La UpM es más relevante que nunca. Si no existiera, la deberíamos haber creado tras las transiciones en los países del sur", ha agregado.

   "La región euromediterránea debe ser más estable, más segura", ha asegurado Sijilmassi, que ha destacado que el presupuesto que gestiona la UpM no se ha reducido pese a la crisis económica que sufren los países del sur de Europa.

   "La UpM aún es demasiado pequeña para decrecer. No puede decrecer algo que es pequeño", ha destacado Sijilmasi, que ha asegurado que la institución ha logrado consolidarse en los últimos años, y que confía en que progresivamente vaya expandiéndose, para incrementar el número de proyectos que financia en la región.