El Síndic ve un “exceso en el uso de la fuerza” policial en las protestas por la sentencia

Actualizado 29/11/2019 13:21:27 CET
El síndic Rafael Ribó y el adjunto general Jaume Saura en rueda de prensa en el Parlament
El síndic Rafael Ribó y el adjunto general Jaume Saura en rueda de prensa en el Parlament - EUROPA PRESS

Considera "inaceptable" el uso de balas de goma y pide investigar las actuaciones

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

El síndic de Greuges, Rafael Ribó, ve un "exceso en el uso de la fuerza en la dispersión, contención y detención" de manifestantes en las protestas contra la sentencia del 1-O, tanto por parte de agentes de Mossos d'Esquadra como de la Policía Nacional.

En rueda de prensa este viernes en el Parlament, Ribó ha presentado el informe 'Derecho de manifestación y papel de los cuerpos policiales en las movilizaciones posteriores a la Sentencia 459/2019', y ha tachado de "inaceptable el uso de armamento antidisturbios muy lesivo", haciendo hincapié en las balas de goma y la técnica de dispersión con furgonetas conocida como carrusel.

Ha pedido al Ministerio del Interior que revise los protocolos que regulan el armamento antidisturbios y que "sustituya las pelotas de goma por instrumentos menos lesivos e indiscriminados", y ha señalado que se debería haber reconsiderado el uso de balas de goma ya que el dispositivo estaba bajo coordinación de Mossos, a quienes se retiró este armamento por acuerdo del Parlament.

Ha insistido en que "la mayoría de manifestaciones, las más multitudinarias, se desarrollaron en un clima pacífico y tranquilo", y considera que fueron una minoría las protestas en que los manifestantes mantuvieron una actitud hostil y violenta con comportamientos como lanzar objetos contra la policía.

El informe analiza el dispositivo policial por las protestas contra la sentencia del 1-O entre el 13 y el 27 de octubre, en el que ha contabilizado 539 personas que requirieron atención médica (159 graves), entre ellas 116 mossos y 110 agentes de Policía Nacional.

ENTREVISTAS A DETENIDOS

Además de la información de ministerios y conselleries, para el informe también se ha entrevistado a detenidos durante las protestas que están en prisión provisional, quienes han relatado un "uso de la fuerza excesivo y desproporcionado", como que les golpearon con la porra cuando ya estaban inmovilizados y que les arrastraron por el suelo tirándoles del pelo.

El informe del Síndic relata que, entre los dos cuerpos que actuaron, los detenidos por la Policía Nacional "han descrito un trato más agresivo, inadecuado e intimidatorio" en comisaría, entre los que Ribó ha destacado vejaciones, agresiones verbales y que los detenidos recibieron asistencia médica ante los agentes, y en algunos casos enmanillados.

Ribó también ha explicado que "no siempre, ni mucho menos" los detenidos han tenido su derecho a asistencia letrada durante las tres horas siguientes a la detención, y que en la 'vistilla' de algunos ha habido presentes agentes encapuchados, lo que ha tachado de completamente irregular.

PIDE INVESTIGACIÓN

El informe pide al Ministerio del Interior y a la Conselleria que mantengan la coordinación entre cuerpos policiales y que investiguen "de forma rigurosa e imparcial" las alegaciones de exceso de fuerza y vulneración de derechos, y que sancionen las infracciones que correspondan.

Al departamento de Miquel Buch también la insta a "profundizar en el modelo de proximidad", más proclive a la mediación y menos al uso de la fuerza, y a las autoridades judiciales a que reconsideren la prisión provisional de los detenidos durante las protestas.

Contador

Para leer más