Publicado 29/04/2021 20:08CET

La Sindicatura de Comptes pide acelerar los debates de las cuentas generales de la Generalitat

El pleno del Parlament de Catalunya de este jueves es el primero que se celebra en el hemiciclo con los 135 diputados presencialmente desde marzo de 2020.
El pleno del Parlament de Catalunya de este jueves es el primero que se celebra en el hemiciclo con los 135 diputados presencialmente desde marzo de 2020. - PARLAMENT

   El pleno del Parlament aprueba la cuenta general de la Generalitat de 2016 y 2017

   BARCELONA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El síndic major de la Sindicatura de Comptes de Catalunya, Jaume Amat, ha pedido acelerar los procesos de debate y votación de las cuentas generales de la Generalitat, ya que el Parlament ha aprobado en el pleno este jueves las de los ejercicios de 2016 y 2017: "Se debería mejorar la distancia en el tiempo".

   "La cuenta general debería ser el documento más importante para explicar y entender en qué se han gastado los gestores el Presupuesto que la Cámara aprobó", ha dicho Amat ante el pleno, que ha aprobado las cuentas generales de ambos ejercicios con el apoyo de ERC y Junts; el rechazo de Vox y Cs, y la abstención del resto.

   El pleno, que se ha celebrado en el hemiciclo con todos los diputados por primera vez desde que empezó la pandemia, ha aprobado también el informe de la Sindicatura de Comptes sobre ambos ejercicios, e instar al Govern a seguir las recomendaciones del órgano e informarle de su cumplimiento, algo que han apoyado PSC-Units, ERC y Junts.

   Amat ha subrayado que ya "intuyen hacia donde" irán las cuentas de 2020 por la pandemia, y ha señalado que la Sindicatura trabaja en la fiscalización de áreas como la contratación pública, y que está empezando a fiscalizar las ayudas y subvenciones otorgadas desde las administraciones como respuesta a la crisis del coronavirus.

   Amat ha recordado que el ejercicio de 2016, que contó con un Presupuesto prorrogado, terminó con un déficit financiero de 1.669 millones de euros --3.652 millones menos que en 2015--, y que el remanente de tesorería siguió siendo negativo, pero mejoró en un 34% respecto al año anterior.

   En 2017 el déficit volvió a reducirse, hasta los 1.086 millones, mientras que el remanente de tesorería siguió siendo negativo pero mejoró un 78%, en un año en que por primera vez se presentaron las cuentas agregadas en una única y no divididas entre varias entidades, y ha celebrado que se esté avanzando para presentar cuentas consolidadas.

DEBATE DE LOS GRUPOS

   Desde el PSC-Units, Òscar Ordeig ha coincidido en señalar que la fiscalización de las cuentas debe ser tan importante como su aprobación, también ante el coronavirus: "Se debe fiscalizar hasta el último céntimo de euro para que las ayudas vayan donde toca. Lucha contra la pandemia, sí, con más dinero, pero con máximo control y exigencia".

   Lluís Salvadó (ERC) ha recordado que el exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras estaba a cargo de las cuestiones económicas del Govern en ambos ejercicios: "Y está encarcelado no por maletines de Kazajistán, ni por comisiones del petróleo, ni por el 3%, ni el caso Palau, ni la Gürtel, ni la Púnica, ni por montar tramas de espionaje, sino por la gestión económica rigurosa y ejemplar para poner las urnas al alcance de la ciudadanía".

   El diputado de Junts Ferran Roquer ha asegurado que la Agencia Tributaria recaudó en Catalunya en 2017 unos 38.600 millones de euros y transfirió 19.400 millones, por lo que la mitad de lo recaudado no volvió a la Generalitat: "Existe la necesidad de tener un Estado que no nos vaya en contra, sino que vaya a favor de los intereses de la ciudadanía de Catalunya".

   Antonio Gallego (Vox) ha tachado de alucinante el hecho de que se debatan en 2021 informes de las cuentas de 2016 y 2017: "Para no hacer el ridículo ante la opinión pública, intentemos agilizar estos plazos de futuros presupuestos, si los hay, porque la historia presupuestaria de Catalunya manifiesta cualquier cosa menos rigor".

   La diputada de la CUP Montserrat Vinyets ha llamado a repensar las fórmulas de colaboración público-privada, ya que considera que la gestión directa de los servicios públicos es la única vía para garantizar a la ciudadanía una prestación que no priorice los márgenes económicos.

   Desde los Comuns, el diputado Joan Carles Gallego ha coincidido en señalar la distancia entre los ejercicios analizados y el debate de las cuentas generales, que cree que demuestra "problemas de gestión administrativa de quien debe presentar las cuentas a la Sindicatura, y de la propia Sindicatura para poder hacer su trabajo, seguramente por escasez de recursos".

   También lo ha destacado Joan García (Cs): "Es un debate casi de regreso al futuro, porque nos vamos unos años para atrás y tenemos un debate que tendríamos que haber tenido mucho antes", y ha apostado por renovar a los miembros de la Sindicatura con el mandato caducado, tras lo que ha señalado que 2017 se presenta como un ejercicio normal, cuando se celebró el 1-O.

   La diputada del PP Eva Parera ha criticado también que se debatan las cuentas generales años después de los ejercicios: "Esta no es la eficiencia que debe tener una buena administración pública", y ha asegurado que en 2017 hubo 1.674 millones de euros que no fueron contabilizados.

Contador

Para leer más