El soberanismo reivindica el 20-S y se conjura para movilizarse tras la sentencia

Actualizado 20/09/2019 19:46:36 CET
Acto ante la Conselleria de Economía organizado por Òmnium bajo el lema 'Voces por los derechos y las libertades'
Acto ante la Conselleria de Economía organizado por Òmnium bajo el lema 'Voces por los derechos y las libertades' - EUROPA PRESS

Centenares de personas se concentran ante Economía pidiendo unidad y la absolución de los presos

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

Los partidos y entidades soberanistas han reivindicado las movilizaciones del 20 de septiembre de 2017 ante la Conselleria de Economía de la Generalitat contra los registros de la Guardia Civil por el 1-O, que este viernes cumplen dos años, y se han conjurado para movilizarse tras la sentencia del 1-O.

El acto, celebrado ante la Conselleria de Economía y organizado por Òmnium bajo el lema 'Voces por los derechos y las libertades', ha servido para rememorar el segundo aniversario de esta jornada, por la que el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el en ese momento líder de la ANC, Jordi Sànchez, están encarcelados.

Centenares de personas han asistido al acto, han gritado por la absolución de los presos y por la unidad del soberanismo, y han lanzado proclamas como 'Lo volveremos a hacer', 'Libertad presos políticos' e 'Independencia'.

Durante el acto, personalidades como la exconsellera Marina Geli, la exdiputada de la CUP Gabriela Serra, la cineasta Isona Passola y la actriz Sílvia Bel, entre otras, han leído textos que Cuixart y Sànchez han escrito desde la cárcel.

JORDI CUIXART

Cuixart ha apuntado que el 20 de septiembre de 2017 fue el inicio de la represión que, a su juicio, el Estado aplica contra el independentismo, por lo que cree que "criminalizar la manifestación pacífica del 20-S en Barcelona equivale a condenar el derecho a la protesta también contra los poderes del Estado".

El líder de Òmnium ha apuntado que del resultado de este juicio dependerá "la calidad democrática en el Estado español" y no solo en Cataluña, se ha reafirmado en que en el 1-O desobedecieron y ha insistido en la desobediencia civil como la manera de expresar el espíritu cívico de la sociedad.

"Lo volveremos a hacer. Porque nosotros hemos tomado la humilde decisión, sin miedo y llenos de coraje, de no retroceder en todo aquello que afecta al ejercicio de derechos fundamentales, individuales y colectivos", y ha señalado que la mejor respuesta a la sentencia será ejercer los derechos que, según él, se puedan condenar en el Supremo.

JORDI SÀNCHEZ

Sànchez ha acusado al Estado de haberle aplicado a él y a Cuixart un castigo por las manifestaciones y ha asegurado que no se arrepiente de lo que hizo el 20 de septiembre de 2017: "No hay motivo de arrepentimiento por haber llamado a manifestarnos pacíficamente y masivamente hoy hace dos años".

Ha llamado a recuperar el espíritu del 1-O y a afrontar las próximas semanas con unidad: "Os emplazo a que las próximas semanas seáis activos en reforzar los grandes consensos de país alrededor de la democracia, la justicia, los derechos, las libertades y la autodeterminación. La unidad nos hace fuertes".

Asimismo, ha apelado a la desobediencia civil no violenta para responder a la sentencia y ha pedido no desfallecer y seguir movilizados tras la sentencia del Supremo: "Pase lo que pase con la sentencia conjurémonos a no desfallecer, a no detenernos en el camino hacia la libertad, a no dejarnos quitar nuestra dignidad y a seguir actuando como hombres y mujeres libres".

Al acto han asistido el presidente del Parlament, Roger Torrent; el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès; diputados de JxCat, como Laura Borràs y Eduard Pujol, de ERC, como Sergi Sabrià y Marta Vilalta, Natàlia Sànchez de la CUP, y el secretario general de la UGT Cataluña, Camil Ros, entre otros.

Contador