Publicado 17/12/2021 18:20CET

Somescola se moviliza este sábado ante el TSJC contra el fallo del 25% de castellano

Archivo - Fachada del Palacio de Justicia de Catalunya, sede del TSJC y de la Audiencia de Barcelona.
Archivo - Fachada del Palacio de Justicia de Catalunya, sede del TSJC y de la Audiencia de Barcelona. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - Archivo

Contará con el Govern, ERC, Junts, la CUP, comuns y entidades

BARCELONA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La plataforma Somescola se moviliza el mediodía de este sábado en el Arc de Triomf de Barcelona contra la decisión del Tribunal Supremo (TS) que ratificó la obligación de un mínimo del 25% de enseñanza en castellano en el sistema educativo catalán, bajo el lema 'Ara i sempre, l'escola en català'.

La manifestación arrancará a las 11 de la mañana en la plaza Tetuan y, a modo de "marea verde", desfilará hasta el Passeig Lluís Companys, frente al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), donde habrá un acto reivindicativo a las 12.

En la presentación del acto el pasado 29 de noviembre, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en nombre de la plataforma que reúne a 54 entidades, explicó que el acto pretende "dejar bien claro al Estado español que el modelo de escuela catalana no solo genera un gran consenso sino que moviliza".

La movilización, según previó Cuixart, será "festiva, lúdica pero sobre todo reivindicativa" ya que tendrá lugar frente al TSJC, quien emitió la sentencia que fijaba un 25% para todo el sistema educativo catalán que, después, el TS reafirmó.

Cuixart adelantó que habrá más acciones "prolongadas en el tiempo", que el plan de movilizaciones contra las sentencias del 25% irá mucho más allá de este 18 de diciembre --en sus palabras--, y otros miembros de Somescola avisaron de que podrá haber acciones en los centros.

PRESENCIA DE POLÍTICOS

El Govern de la Generalitat, encabezado por el presidente Pere Aragonès, asistirá a la manifestación: la portavoz, Patrícia Plaja, llamó a la ciudadanía a "alzar la voz para decir que el catalán en la escuela no se toca" y el conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, pidió llenar las calles.

Además del Ejecutivo catalán, ERC, Junts, la CUP y los comuns participarán en la manifestación y, además, la protesta contará con la presencia de la ANC, que junto a la Coordinadora d'Associacions per la Llengua Catalana (CAL) harán un acto propio justo antes de la movilización y formarán una columna con el lema 'Pel futur del català i de l'escola catalana, independència!' (Por el futuro del catalán y de la escuela catalana, ¡independencia!).

El PSC, en cambio, no se manifestará, porque según explicó su presidenta, Núria Marín, la movilización coincide con el Congreso Extraordinario de la formación, algo que ha provocado las críticas del Govern y de los partidos independentistas, que consideran que los socialistas han abandonado el "consenso" de la inmersión de la que fueron impulsores.

De hecho, Aragonès durante la sesión de control en el pleno del Parlament de este miércoles pidió al líder del PSC, Salvador Illa, mantenerse en defensa de la inmersión lingüística: "Lo tenemos que hacer entre todos y queremos que ustedes también estén. Lo tenemos que hacer conjuntamente todos los que hemos defendido el modelo lingüístico en la escuela catalana".

Si bien la movilización se planteó en respuesta al fallo del TS que afecta a todo el sistema educativo catalán, desde la publicación de dicha decisión el TSJC también ha fijado un 25% en una escuela concreta de Canet de Mar (Barcelona), que ha generado manifestaciones de rechazo y se ha trasladado a la discusión política, con acusaciones de haber emprendido una campaña de acoso a la familia denunciante.

Precisamente este caso ha centrado parte del debate parlamentario de esta semana en la Cámara catalana, que se ha producido entre tensión y evidenciando las diferencias entre los grupos parlamentarios: Vox, Cs y el PP acusaron al Govern de incitar el señalamiento de la familia denunciante de Canet, mientras que los partidos independentistas, el PSC y los comuns pidieron dejar el partidismo y la crispación al margen de este asunto.