Tatiana de Rosnay novela el bloqueo que sufren los escritores por el mal uso de las redes sociales

Tatiana de Rosnay
DAVID IGNASZEWSKI
Publicado 29/03/2014 14:52:23CET

BARCELONA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La escritora francesa de best sellers Tatiana de Rosnay ha reflexionado sobre como el mal uso de las redes sociales puede conducir a su dependencia y al bloqueo creativo en su última novela, 'Tinta rusa' (Suma de Letras).

El libro narra como un escritor joven que ha alcanzado el éxito con su primer libro, Nicolas Kolt, se vuelve rico, megalómano y perezoso, y se engancha a las redes sociales, que le construyen una burbuja narcisista que no le deja ni tiempo ni imaginación para escribir su próximo libro --del que ya ha recibido un cuantioso avance-- ni para mantener cerca a sus seres queridos, según ha explicado la autora a Europa Press.

De Rosenay ha dicho que para su última novela se basó en cuando en 2010 el expresidente francés Nicolas Sarkozy promovió una ley que obligaba a los franceses con padres foráneos a probar su nacionalidad --ella misma tardó seis meses en conseguir los papeles--, hecho que convirtió en el punto de partida de su novela, ya que el protagonista se encuentra en la misma situación y decide investigar a su propia familia, lo que le inspira a escribir el libro que le lanzará a la fama.

"Quería escribir sobre escritores y como el proceso de creativo y narrativo tiene lugar", ha contado la autora, y ha añadido que también quería explicar que si no se tiene cuidado con las redes sociales, si se pierde el tiempo en la acción narcisista de buscar comentarios sobre uno mismo en ellas, se deja de escribir.

REDES SOCIALES

A diferencia de su personaje y a pesar de ser muy activa en estas plataformas, es muy disciplinada, ya que cada día dedica de cuatro a cinco horas a escribir aislada del mundo porque no se puede concentrar si tiene Internet, y asegura que desde los diez años --momento en el que empezó a escribir-- nunca ha sufrido ningún bloqueo creativo porque tiene "una imaginación muy fértil".

De Rosnay señala que la tecnología ha cambiado la forma en la que vivimos y nos relacionamos, y quería mostrar el peligro que supone pasar tanto tiempo en la red, aunque no cree que este hecho afecte la calidad de la literatura en un futuro, porque "los autores jóvenes se adaptarán bien".

La autora ha recurrido a hechos noticiables de los últimos años para vestir su novela, como el escándalo en el que el ex director del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Khan se vio envuelto en 2010, aunque nunca se refiera a él por su nombre.

También utiliza la imagen del hundimiento del Costa Concordia, ya que le parecía un símbolo bueno para explicar que algo que en principio era indestructible, que se mecía en su ego, se hunde, como la figura del protagonista.

TWITTER

De Rosenay ha señalado que antes de la publicación del libro, su marido le comentó que estaría bien emular la adicción a las redes sociales del protagonista en la vida real, y le propuso crear perfiles falsos del personaje en Instagram y Twitter.

Hasta el momento, la cuenta falsa del megalómano personaje en Twitter ha acumulado más de 650 seguidores, entre los que se cuentan admiradores de de la autora y lectores del libro, y 'followers' que desconocen la treta.

El avatar de Twitter del personaje de ficción corresponde a una fotografía del marido de la autora cuando tenía 28 años, y entre risas ha explicado que el perfil tiene muchas seguidoras que "flirtean con él e incluso le dan su número de teléfono", cosa que ha atribuido al buen ver de su cónyuge.

Tatiana de Rosnay es la autora francesa más leída en Europa y en Estados Unidos, cuyo libro 'Las llaves de Sarah', una historia sobre el nazismo, fue publicado en más de 40 países y posteriormente llevada al cine.