Actualizado 28/10/2009 21:34 CET

Tresserras afirma que la ley es para todo el sector y además resuelve una lacra del franquismo

BARCELONA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, aseguró hoy que la Ley del Cine de Catalunya es una norma a favor de la industria cinematográfica, para apoyar un mercado que actualmente "no funciona", al tiempo que corrige una "lacra heredada del franquismo" porque garantiza la libertad de los ciudadanos a elegir en qué lengua quieren ver las películas.

En respuesta a una interpelación de la diputada de ERC en el Parlament Maria Mercè Roca, el conseller aseguró que el anteproyecto de ley persigue favorecer a todo el sector, desde la producción hasta la exhibición, y rechazó las opiniones que lo critican porque no existe un mercado de cine en catalán. "Hasta ahora no podía haberlo, porque no había oferta, no existía la oportunidad de elegir", aseveró.

Así, reconoció que la ley pretende ser también una forma de garantizar que la gente pueda escoger cómo quiere consumir la cultura cinematográfica. A su juicio, es el momento adecuado para afrontar una ley de carácter general para el sector con la voluntad de ayudar a las distintas industrias implicadas, y Catalunya no podía perder la oportunidad de "cumplir con un hito de carácter profundamente democrático".