Actualizado 16/11/2015 14:04 CET

Veinte detenidos en la operación contra la red de prostitución de mujeres nigerianas

El portavoz de los Mossos d'Esquadra, Xavier Procuna
EUROPA PRESS

Las víctimas sufrieron tratos "degradantes e inhumanos" durante su traslado

   BARCELONA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los Mossos d'Esquadra han detenido este lunes a veinte personas vinculadas a una red de proxenetas que presuntamente explotó sexualmente a un centenar de mujeres de origen nigeriano en la Rambla de Barcelona, el área metropolitana de la capital catalana ---L'Hospitalet, Badalona y Sant Boi de Llobregat-- y el Vallès, y prevé arrestar a un total de 34.

   En rueda de prensa este lunes, el portavoz de los Mossos d'Esquadra, Xavier Porcuna, ha dicho que esta red local forma parte de una de las organizaciones internacionales de explotación sexual de mujeres "más cruentas" por la metodología utilizada en el traslado de las víctimas.

   Según Porcuna, estas mujeres sufrieron tratos "degradantes e inhumanos" en el trayecto que era muy duro y severo desde su país de origen hasta Europa y, además, llegaron engañadas y coaccionadas bajo la promesa de un trabajo y de que su situación social mejoraría.

   Una vez en Catalunya, parte de estas mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución en la Rambla de Barcelona, "uno de los puntos neurálgicos" de esta organización.

   El operativo, que está bajo secreto de actuaciones y se inició en mayo de 2014 en coordinación con la Fiscalía y el Juzgado de Instrucción, tiene previstas 22 entradas y registros, la mayoría en los domicilios de los imputados, a excepción de un único local.

LOCALIZAN A 20 DE LAS CIEN VÍCTIMAS

   La investigación ha permitido localizar a 20 de estas cien mujeres, que recibirán atención psicosocial y asesoramiento legal y, durante las próximas semanas, la policía catalana espera encontrar a las otras 80 mujeres, que pueden encontrarse en otras ciudades europeas.

   Los Mossos d'Esquadra dan por desarticulado a esta red que operaba en Catalunya, si bien han explicado que era una "franquicia" de una organización criminal conocida a nivel internacional, y que la investigación ha permitido profundizar en su funcionamiento.

   La policía catalana imputa a los detenidos --buena parte de ellos también de origen nigeriano, como las víctimas-- los delitos de tráfico de seres humanos, coacciones, amenazas y otros relacionados con la explotación sexual.

Para leer más