Vila anuncia las autovías Montblanc-Valls y Lleida-Borges y bonificiacions en la AP-2

Actualizado 05/07/2015 16:49:32 CET
EUROPA PRESS

(Esta noticia sustituye a la anterior del mismo título por un error de la fuente informante en el primer párrafo)

LLEIDA/TARRAGONA, 5 (EUROPA PRESS)

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila, ha detallado este viernes en Lleida su acuerdo con Abertis y el Estado para impulsar las autovías Montblanc-Valls y Lleida-Borges Blanques, bonificaciones en el peaje de la AP-2 entre Lleida y El Vendrell, y la restricción del paso de camiones por la N-240 entre Borges Blanques y Montblanc.

El Govern ha cifrado el valor de las obras entre Valls y Montblanc en 130 millones de euros, y en 100 más las de la variante de Juneda y entre les Borges Blanques y Lleida.

La bonificación en los peajes es del 50% para los camiones del territorio y del 35% para el resto de vehículos pesados, y el Govern sigue negociando las correspondientes a los vehículos privados.

El acuerdo, que el conseller ha destacado que ha sido consensuado con el territorio, contempla que la financiación inicialmente no se afronte con recursos presupuestarios de la administración, y la posibilidad de aplazar a 2021, el año en el que acaba la concesión de Abertis, el momento de hacer cuentas entre la concesionaria y las administraciones.

Con este argumento, Vila ha apuntado que esta negociación tiene abiertos algunos flecos, entre ellos también la posibilidad de ampliar la concesión, aunque no es la única salida, ya que las inversiones podrían afrontarse si las vías absorben más tráfico.

"En la medida en la que nosotros bonifiquemos a los camiones para que utilicen la autopista que ahora no usan, es evidente que se incorpora más tráfico", ha afirmado el conseller.

Lo que no compense el aumento de tráfico lo podrán compensar al final de la concesión el Estado y la Generalitat financiando la actuación con recursos presupuestarios.

Vila ha precisado que desde punto de vista político nadie entendería que los flecos del acuerdo no pudieran cerrarse antes de final de año.

"Las autoridades del Gobierno de España se tendrían que justificar si después de 2014 no empiezan a implantarse estas soluciones", ha afirmado.

Este acuerdo lleva años negociándose con el Ministerio de Fomento y, a grandes rasgos, se incluía en la propuesta de mejora de infraestructuras que incluía el paquete de medidas que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, planteó al del Estado, Mariano Rajoy, en julio.

El acuerdo, según Vila muestra el compromiso de la Generalitat con un modelo coherente que tiende a la homogeneización, "que no discrimina a los ciudadanos en función del punto de Catalunya en el que viven y además optimiza las infraestructuras".