Publicado 02/03/2021 18:22CET

La vulnerabilidad urbana "persiste" en el área de Barcelona, según el IERMB

Mapa de la vulnerabilidad urbana en el área metropolitana de Barcelona.
Mapa de la vulnerabilidad urbana en el área metropolitana de Barcelona. - IERMB

BARCELONA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La vulnerabilidad urbana "persiste" en el área metropolitana de Barcelona, con un especial impacto en los municipios como Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat, L'Hospitalet de Llobregat y Badalona, según el Índice de Vulnerabilidad Urbana (IVU) diseñado por el Institut d'Estudis Regionals i Metropolitans de Barcelona (IERMB).

En 2017, el 51% de los habitantes de Santa Coloma de Gramenet residen en barrios de extrema vulnerabilidad urbana; en Cornellà de Llobregat, el 28%; en L'Hospitalet de Llobregat, el 27%, y en Badalona, el 26%, ha informado este martes el IERMB en un comunicado.

Estos resultados apuntan que, en la metrópoli de Barcelona, la vulnerabilidad urbana sigue "un triple patrón de persistencia en el tiempo, concentración territorial y complejidad", marcada por la confluencia de factores de diversa naturaleza.

Según el IERMB, la pandemia de la Covid-19 ha contribuido a "hacer aún más visible este realidad", mostrando que la población urbana presenta condiciones de vida y formas de habitar la ciudad muy desiguales.

Asimismo, el estudio concluye que desde hace décadas este fenómeno se muestra de forma intensa en los ejes transmunicipales del Besòs y del Llobregat, "y la evidencia demuestra que prácticamente no hay variaciones en el espacio que ocupan estas áreas vulnerables".

Según los últimos resultados obtenidos, en el centro histórico de la ciudad de Barcelona, la vulnerabilidad urbana ha perdido intensidad, a pesar de que la Barceloneta y el Raval "siguen con niveles elevados".

INTERVENCIÓN FLEXIBLE

Además, la vulnerabilidad urbana no se manifiesta de la misma forma en todas las zonas, sino que adopta distintas formas en función de cuáles sean los riesgos que predominan en cada barrio --si los sociales o los residenciales--, y también de como se interrelacionan estos riesgos entre si.

"Esta complejidad pide una herramienta de intervención flexible, capaz de ofrecer respuestas adaptadas a cada contexto, vertebrada por procesos de coproducción vecinal y asociativa, y con capacidad de aportar un apoyo estable y continuado en el tiempo", ha defendido el IERMB.

En este sentido, apuesta por "herramientas de intervención de carácter supramunicipal y una gran inversión económica que se prolongue en el tiempo y que vaya más allá de mandatos y legislaturas para la construcción de una metrópolis cohesionada".

Para leer más