Actualizado 26/06/2018 14:46 CET

Xavier Domènech pide solucionar la situación de los presos tras la visita de Iglesias a Cuixart

El líder de los comuns, Xavier Domènech
EUROPA PRESS

   No cree que el Govern trabaje para otro 1-O pero pide mirar al futuro

   BARCELONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El líder de los comuns, Xavier Domènech, ha celebrado que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, haya visitado al presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, en la prisión de Soto del Real, porque evidencia que "se debe solucionar" la situación de los presos soberanistas.

   "Señala claramente que desbloquear la situación política que estamos viviendo pasa por encontrar soluciones a la situación de prisión preventiva de líderes políticos y sociales", ha reivindicado en rueda de prensa este martes.

   Hacía tiempo que intentaban que Iglesias pudiera visitarle y que, desde la llegada del PSOE al Gobierno, "es relativamente más fácil" que se produzcan estas visitas.

   Y el propio Domènech ya ha pedido permiso a Instituciones Penitenciarias para visitar a los presos y está a la espera de que le concedan.

NUEVO 1-O

   Preguntado por las declaraciones del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que el lunes apostó por "crear otro 1 de octubre" para hacer efectiva la república, ha rechazado que el Govern esté trabajando en hacerlo.

   "Yo no creo que el Govern está trabajando en un nuevo 1-O", ha contestado, y ha pedido que el Govern se centre en el futuro y no en el pasado.

   Cree que "el futuro no se puede construir solo intentando revisar el pasado" y que el Govern debería ser consciente de que ha comenzado una nueva etapa.

   Además, ha criticado "la incapacidad de definir cuál debe ser la agenda de esta legislatura. No puede ser que estén revisando el pasado", y ha defendido que el centro la legislatura sea el diálogo.

TASAS UNIVERSITARIAS

   El también secretario general de Podem Catalunya ha criticado la "mala noticia" de que el Govern mantenga las tasas universitarias, porque Catalunya tiene las tasas más altas de España y el Parlament aprobó en 2016 bajarlas.

   Ha avisado de que, si el Govern quiere mantener una relación estable con los comuns, debe tener voluntad de revertir los recortes, tocar temas de fiscalidad y abordar el debate real de la financiación, entre otras cuestiones.