Actualizado 11/02/2015 19:11:10 +00:00 CET

Critican las "tercermundistas" condiciones en seis colegios de Ceuta

CEUTA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FE-CCOO) de Ceuta ha criticado este miércoles las "penosas y tercermundistas condiciones" en las que se desarrolla la tarea educativa en media docena de colegios de la ciudad autónoma en los que docentes y estudiantes "tienen que impartir y recibir las clases sin poder quitarse la ropa de abrigo y buscando soluciones individuales como radiadores particulares que, a la postre, tampoco resultan válidas, al no poder funcionar por falta de tensión eléctrica".

   Pese a ser una localidad con una climatología habitualmente benigna durante todo el año, las dependencias del CEIP Juan Carlos I, ubicado en la periferia de la ciudad y con 30 años de antigüedad, han registrado durante esta semana en su interior temperaturas de hasta nueve grados centígrados, ocho por debajo del mínimo establecido por Ley.

   Según un comunicado de FE-CCOO, al menos cinco centros más, los CEIP Pablo R. Picasso, Lope de Vega, Ortega y Gasset, Rosalía de Castro y Mare Nostrum han padecido condiciones de temperatura ambiental "similares".

   Para el sindicato "no es admisible que, aunque se esté padeciendo una situación climatológica especialmente adversa y coyuntural, en una ciudad española y en pleno siglo XXI se tenga que consentir este patético espectáculo reiteradamente denunciado y repetidamente ignorado".

   A juicio de la central, esta situación prueba "la falta de soluciones y medidas de las que hacen gala las administraciones competentes para facilitar y posibilitar que se puedan impartir las clases en unas adecuadas y dignas condiciones".

   El director  y la jefa de estudios del CEIP Juan Carlos I, Rafael Zaragosí y María Luisa Amieva, respectivamente, han explicado en declaraciones a Europa Press que maestros y estudiantes se ven obligados a estar "con la ropa de abrigo que traen de la calle" en las aulas, donde las estufas adquiridas por el propio centro "no se pueden encender ni durante toda la jornada lectiva ni simultáneamente para no bloquear las líneas de suministro eléctrico".

   El Real Decreto 86/1997, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, exige que "en la medida de lo posible", las condiciones ambientales "no deben constituir una fuente de incomodidad o molestia para los trabajadores".

   Según su articulado en los locales de trabajo cerrados deben cumplirse, en particular, condiciones como que "la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 grados centígrados".

Para leer más