Publicado 18/04/2020 19:39CET

Ceuta utilizará como “quirúrgicas” más de 2.000 mascarillas defectuosas enviadas por el Ministerio

Modelo de mascarilla defectuosa
Modelo de mascarilla defectuosa - CSIF

CEUTA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Dirección Territorial del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) de Ceuta ha decidido, con el aval del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario local, "no devolver" y utilizar "como si fueran quirúrgicas" el lote de "más de 2.000 mascarillas" supuestamente con nivel de protección FFP2 remitidas por el Ministerio de Sanidad que no cumplen los requisitos establecidos para tener esa catalogación.

La Administración sanitaria ha optado por utilizarlas recortando su periodo de vida útil y el espacio en el que se consideran válidas. Fuentes del INGESA han añadido en declaraciones a Europa Press que las mascarillas se habían repartido ya entre los profesionales sanitarios de la ciudad, pero que ya ha comenzado su recuperación y se han impartido las correspondientes instrucciones sobre su uso seguro.

Las N95 Garry Galaxy (el nombre del proveedor, en la lista de autorizados por China), de las que llegaron más dos mil unidades a la ciudad, según el INGESA, se etiquetaban como mascarillas de tipo FFP2, es decir, de protección media y por tanto para uso del personal sanitario junto a las FFP3, con protección alta.

La diferencia entre estas clases de mascarillas se determina en base a un test de penetración del "material filtrante". El Ministerio de Sanidad ordenó esta semana su retirada después de que el de Trabajo emitiese un informe con los resultados de un análisis que ha determinado que no cumplen con los requisitos indicados en la norma europea al respecto recogida por la Asociación Española de Normalización, UNE-EN- 149:2001+A1:2010.

Se trata de unas mascarillas autofiltrantes, plegadas, con pinza nasal y con un arnés consistente en cintas elásticas que pasan por detrás de las orejas y se distribuyeron entre distintas autonomías, entre ellas Ceuta.