El delegado en Ceuta aplaude la "racionalidad" del rechazo en frontera

Actualizado 01/04/2015 18:03:09 CET

CEUTA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, ha defendido este miércoles el principio del 'rechazo en frontera' en las dos ciudades autónomas, que ha entrado en vigor tras su ratificación en las Cortes, como una fórmula "necesaria" para "dar garantías  jurídicas a las Fuerzas de Seguridad ante quienes interpretan las leyes, los jueces, por sus actuaciones".

   "Aquí no se devuelve a nadie ni en caliente ni en frío ni en templado, se rechaza a quienes buscan perturbar una frontera de forma no precisamente pacífica", ha rebatido en declaraciones a los medios el exdiputado, que también ha alabado su redacción final como una manera de aplicar "racionalidad" en la gestión de las migraciones frente a quienes solamente se fijan en "la parte humana o dramática".

   González Pérez ha criticado que "nadie piensa en que no todos los inmigrantes vienen con las mismas intenciones y mucha gente, más allá de los Derechos Humanos, no piensa en que tiene que haber equilibrio, en que muchas personas proceden del cuerno de África, donde tiene una gran proyección el Estado Islámico, y del Sahel".

   "A mí me gustaría que se reflexionase más sobre la seguridad, sobre que las fronteras existen para saber quiénes llegan a un país y para que lo hagan documentados", ha pedido el delegado, que ha insistido en que "las fronteras tienen que ser respetadas" y en que "hay que poner elementos jurídicos y humanos para que no sean violentadas, como se opera en cualquier país del mundo y como cualquier Estado tiene la obligación de hacer".

   González Pérez ha subrayado que la entrada en vigor de la disposición de la Ley de Seguridad Ciudadana que modifica la de Extranjería recoge y ha permitido abrir oficinas en las fronteras de las ciudades autónomas para facilitar la recogida de solicitudes de protección internacional, aunque en la ceutí todavía no se ha recibido ninguna.

   "En Melilla se han recogido muchas, así que supongo que allí Marruecos sí permite el paso de migrantes pero yo no soy quién para decirle a otro Estado qué política debe aplicar", ha comparado.

   No obstante, ha resaltado que "ninguno de los que intentan violentar la frontera lo hacen para pedir asilo, en buena medida porque el 90% no quiere quedarse en Ceuta ni en España, que son los obstáculos de la Unión Europea para que no lleguen a otros países".

"ABUSOS" DE ALGUNAS FAMILIAS MARROQUÍES

   El delegado sí se ha mostrado a favor de introducir cambios en la gestión de las políticas de atención a los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) que llegan a Ceuta y quedan bajo la tutela del Gobierno autonómico, al que ha advertido que con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que entrará en vigor en julio, deberá hacerse cargo de los daños que causen.

   "Yo entiendo a la Ciudad Autónoma en el sentido de que el Centro de Menores de 'La Esperanza' no es una instalación cerrada pero lamento la oposición técnica existente en el departamento de Menores a determinadas medidas que a mi juicio sí serían favorables", ha señalado después de que esta semana la Jefatura Superior de la Policía Nacional destacase que son "muchas" las veces que localiza MENA "vagando" o delinquiendo por las calles de noche.

   "No todos esos menores son delincuentes en potencia pero hay muchos que vienen aquí como si fuera a un colegio mayor, con comida, colegio y vestimenta pagadas por la sociedad española, que consiente ese abuso claro avalado por leyes muy garantistas", ha diagnosticado González Pérez, que cree que sería positivo acoger a menores extranjeros lejos de su entorno natural "como a un narcotraficante no se le encarcela en el lugar donde hacía sus fechorías para que siga desde prisión".