Detenido en Melilla un belga condenado a 35 años

Actualizado 27/08/2015 21:53:21 CET

MELILLA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un belga de 24 años de edad reclamado internacionalmente por un asesinato y seis robos con violencia, y que tiene pendiente en su país el cumplimiento de una pena de 35 años de prisión, 30 por participar en el asesinato y cinco por la comisión de los robos violentos.

   Según ha informado este jueves a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, en la mañana del miércoles se recibió un requerimiento procedente del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales, perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial con sede en Madrid, al haber recibido este grupo una información sobre la posible presencia de este individuo en la ciudad de Melilla.

   Los agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura melillense realizaron las correspondientes pesquisas para verificarlo. El portavoz policial ha explicado que "a las 16,00 horas del miércoles 26 de agosto de 2015 localizaron a este individuo en la calle General Astilleros, procediendo a su detención y traslado a dependencias policiales".

   Asimismo, ha admitido que a pesar de que los policías intervinientes habían sido advertidos de que se trataba de una persona potencialmente violenta, el joven no opuso resistencia en ningún momento.

   La citada fuente ha detallado que los delitos por los que fue condenado el joven belga en su país destacan por la violencia y el ensañamiento hacia sus víctimas. "En los seis robos violentos, cometidos en Bruselas entre noviembre de 2012 y mayo de 2013, utilizó armas blancas para amenazarlas y las golpeó brutalmente", ha subrayado.

   Además, en uno de los hechos delictivos, que tuvo lugar en enero de 2013, propinó numerosas patadas y golpes a una mujer para robarle el teléfono móvil, teniendo que ser hospitalizada durante dos días.

   Por último, ha precisado que el 20 de mayo de 2013 participó en el asesinato de un hombre en una estación de metro en Bruselas. "Junto con otros tres individuos, le golpeó, dejándole sin posibilidad de defensa", ha indicado, para añadir que "a continuación, la víctima fue apuñalada repetidamente por otro joven, causándole heridas a consecuencia de las cuales falleció".

Para leer más