Actualizado 21/09/2015 22:27 CET

Detenido por sobornar a un guardia civil con 100 euros para pasar la frontera

Intentaba acceder en un coche con documentos sin compulsar, situación que quiso solventar dando al agente un billete de 100 euros

   MELILLA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha detenido en la frontera de Melilla a un marroquí de 32 años edad, con residencia en Francia, que presuntamente ha intentado sobornar con 100 euros a un guardia civil para que le dejara pasar a la ciudad española cuando intentaba acceder en un vehículo con unos documentos sin compulsar y se le dijo que diera media vuelta para solventar ese problema documental.

   Según ha informado este lunes a Europa Press un portavoz de la Comandancia, los hechos han ocurrido en la Aduana de Beni-Enzar, durante el control selectivo de los vehículos, tanto a la entrada como a la salida del territorio nacional.

   Así ha explicado que un agente, tras fiscalizar un turismo marca Peugeot, modelo 205, de matrícula francesa,que en esos momentos circulaba sentido Melilla, y una vez inspeccionado el vehículo, le solicitó a su conductor y único ocupante que mostrara la documentación del mismo.

   El portavoz ha asegurado que el conductor enseñó unas fotocopias sin compulsar, y mientras el agente procedía a examinarlas, se dispuso a entregar también el seguro del vehículo y carta verde.

"PARA UN CAFÉ"

   "Sin embargo, en vez de entregar estos documentos, cogió, poniéndolo entre sus dedos, un billete enrollado de 100 euros que llevaba sobre el asiento del acompañante, y se lo ofreció al agente indicándole: "Esto es para tomarte un café", ha dicho la citada fuente.

   El responsable de comunicación de la Comandancia ha aseverado que "el agente retiró inmediatamente la mano, procediendo a la detención del conductor como supuesto autor de un delito de cohecho, entendiendo que el dinero ofrecido por éste era para que le permitiese acceder a Melilla".

   Asimismo, ha añadido que se da la circunstancia de que 15 minutos antes, el detenido había intentado acceder a Melilla por otro carril, retornando de nuevo a Marruecos al indicarle otro agente que lo atendió, que las fotocopias sin compulsar que presentaba, no eran válidas a efectos de acreditar la titularidad y características del turismo, motivo por el cual había anunciado que se iba a dirigir al organismo marroquí competente para su compulsa.

   El detenido es un varón, de 32 años edad, de nacionalidad marroquí y con residencia en Francia. Esta persona ha pasado a disposición judicial como supuesto autor de un delito de cohecho, que "se perfecciona al intentar corromper a los funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones".

   En este contexto, ha advertido a la ciudadanía de que todo ofrecimiento de dádivas o presentes a los funcionarios públicos por hacer o dejar de hacer su función, puede conllevar la autoría de esta modalidad delictiva.

Para leer más