Dos detenidos en Melilla por presuntas denuncias falsas para cobrar un seguro y presionar por una deuda

Publicado 13/04/2019 14:21:57CET

MELILLA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a dos individuos de 25 y 26 años de edad por simulación de delito, tras verificar los agentes del Grupo de Delincuencia Urbana (GDU) la falsedad de las denuncias que habían presentado previamente en la Oficina de Atención Ciudadana (ODAC) de la Jefatura Superior, uno para cobrar una deuda y otro para presionar a otro para el cobro de una deuda.

Las detenciones se produjeron los días 27, del más joven, y 29 de marzo, del mayor, imputándosele al primero, además de la interposición de una denuncia falsa, un delito de estafa.

Según ha informado un portavoz policial, el pasado día 16 de marzo, un joven de 25 años denunció que había sido víctima del robo violento de su teléfono móvil. Según relató a los agentes de la ODAC, había sido intimidado con un objeto punzante por tres individuos, de los que incluso llegó a aportar descripción.

Los agentes del GDU de la Jefatura Superior de Melilla se hicieron cargo de las averiguaciones sobre el caso concluyendo que la sustracción denunciada no se había producido y que era una invención del denunciante para conseguir otro terminal telefónico mediante el seguro que había contratado con anterioridad. El joven obtuvo un nuevo teléfono móvil de alta gama, idéntico al que compró, valorado en 1.400 euros; pero finalmente fue detenido, además de por una simulación de delito, por un delito de estafa.

Por otra parte, el 29 de marzo otro individuo de 26 años también fue detenido por simulación de delito. El 18 de marzo había denunciado ser víctima de un robo con violencia e intimidación con arma blanca. En la denuncia, la víctima identificaba a su agresor pero dijo no conocerle personalmente.

Las posteriores investigaciones de los policías del GDU revelaron que el denunciante sí conocía a quien decía haberle robado y que ambos mantenían una disputa por una presunta deuda. El denunciante pretendía, mediante la interposición de una denuncia falsa, presionar al otro para cobrar una cantidad de dinero.

La Policía Nacional ha recordado que interponer una denuncia falsa constituye un delito previsto en el artículo 457 del Código Penal: "El que, ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, será castigado con la multa de seis a doce meses".

Por último, el portavoz policial ha subrayado que este tipo de denuncias requieren la dedicación de recursos policiales para su investigación, "recursos que podrían ser empleados en la averiguación de delitos que sí se han cometido en realidad". Por otra parte, como es el caso de denunciantes sin antecedentes policiales, los detenidos se enfrentan a las consecuencias penales de haber cometido una simulación de delito.

Contador

Para leer más