Dos jóvenes cameruneses mueren en las colinas que rodean Ceuta

Actualizado 01/12/2015 17:38:29 CET

CEUTA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Dos jóvenes cameruneses han perdido la vida durante las últimas 24 horas en el interior de una de las cuevas en las que un grupo de migrantes subsaharianos sobrevive en los alrededores de Ceuta.

   Según ha corroborado el colectivo 'Ca-Minando Fronteras', la Policía marroquí realizó este lunes otra batida en las colinas más cercanas a Fnideq "prendiendo fuego" al exterior de esas oquedades, en una de las cuales se habían refugiado los fallecidos, identificados por sus compañeros como 'Bir' y 'Vapeur', de 23 y 24 años.

   Una decena de supervivientes ha mostrado este martes a Europa Press los dos cadáveres, que todavía no han sido recogidos pese a los requerimientos de los propios inmigrantes, que este lunes por la tarde se concentraron ante las dependencias policiales centrales de la localidad marroquí, ubicada al otro lado de la frontera de Ceuta.

   Efectivos de las Fuerzas Auxiliares del Reino alauita han revisado este martes a primera hora de la mañana la zona sin hacerse cargo de los cuerpos sin vida, algo que según transmitieron a los subsaharianos hará la Gendarmería.

   Las autoridades marroquíes intensificaron a finales de octubre su persecución de los grupos de migrantes irregulares asentados en los bosques ubicados más cerca de Ceuta, donde durante los diez últimos días se han multiplicado las redadas, según ha alertado el Observatorio del Norte de los Derechos Humanos.

   A lo largo de este mismo periodo la llegada de indocumentados a la ciudad autónoma, que a principios de noviembre superó la decena al día, se ha reducido prácticamente a cero. La activista Helena Maleno ha denunciado este martes a través de su cuenta en Twitter que "supongo que había que cortar la entrada de migrantes en Ceuta cueste lo que cueste, aunque sean vidas".

   Fuentes de la Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes también han tildado de "muy fuertes" las campañas de persecución de los indocumentados implementadas por las Fuerzas de Seguridad del país vecino.

   El Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Inmigración de Cruz Roja atendió durante la última semana a solo cuatro personas cuando el número llegó a 114 en los quince días anteriores. Desde el 1 de enero hasta el pasado 31 de octubre habían llegado a la ciudad autónoma norteafricana un total de 1.640 migrantes indocumentados (1.161 de origen subsahariano, 392 argelinos y 97 de otros países, más de durante todo 2014 (1.653) o en 2013 (1.083).